Últimos Artículos:

Ridley Scott, El Creador de Atmósferas

Un huevo viscoso expulsando un cuerpo extraterrestre. Un Los Angeles futurista con rascacielos piramidales y plataformas escupiendo fuego. Una mano meciendo un campo de trigo. Un gangster volando la cabeza de su rival en pleno Harlem. Planos con una fuerza visual que poseen la firma del autor que les ha dado vida. Me refiero a Sir Ridley Scott, cuya filmografía ha dado tanto Obras Maestras indiscutibles como títulos merecedores de ser enviados directamente al olvido. Su carrera no pudo tener mejor comienzo que ser premiado en el Festival de Cannes en la categoría de Mejor Debut en 1977. Fue con ‘Los Duelistas‘, cinta de corte histórico que relata la rivalidad entre dos soldados napoleónicos a lo largo de los años. El film ya deja ver una de las máximas preocupaciones de Scott a la hora de crear una película, la ambientación. Cuidada al detalle, en esa ocasión se le llegó a comparar con el trabajo de Kubrick en ‘Barry Lyndon‘ (1975). Casi nada. Pero lo mejor estaba aún por llegar.

alien-1979-wallpaper-3

© 20th Century Fox

Era 1979 y las películas del espacio intentaban seguir la estela de ‘Star Wars’ con cintas aventureras de fantasía. Sin embargo una frase promocional cambiaría todo al sentenciar que “En en Espacio Nadie puede oír tus gritos”. Efectivamente, situando la acción en una nave de carga compuesta por una tripulación de siete personas, Scott creó, con ayuda del guionista Dan O´Bannon y del diseñador H.R. Giger, su propia versión de ‘Diez Negritos’ de Agatha Christie con la presencia de un terrible alienigena. La ambientación volvía ser de primera, convirtiendo al espectador en un miembro más de la tripulación, mientras el incisivo montaje y la perfecta elección del reparto, en el cual no existía estrella alguna, hicieron de ‘Alien‘ una de las obras capitales de la Historia del Cine, la cual mejora en cada revisionado como el buen vino. Igual que la posterior cinta del director. Adaptar a Philip K. Dick parecía el paso lógico. Sin embargo en 1982, cuando Scott estrenó su tercer film, no recibió los mismos parabienes. Ni la presencia de Harrison Ford. Ni el diseño artístico. Ni la evocadora música de Vangelis. Nada consiguió que el público valorara entonces una película llamada a marcar época y que hoy día, con toda justicia, se cataloga como otra Obra Maestra del género. De la misma forma que ‘Alien’ es cine de terror enmarcado en una estética futurista, ‘Blade Runner‘ es puro noir. El rodaje de la película fue un caos lleno de conflictos que dio como resultado un film de estudio del que se conocen hasta cuatro montajes diferentes, y cada uno vale su peso en oro ofreciendo una interpretación distinta de la misma. Tercera película y tercer título de referencia. Parecía que Ridley iba a ser un nuevo Kubrick u Orson Welles. Pero, como en la física, todo lo que sube tiene que bajar y sus posteriores proyectos fueron más irregulares, poseyendo, ya de forma descontrolada, ramalazos propios de videoclips. Tal vez ‘Legend‘ tiene algo de encanto, con ese joven Tom Cruise, lo mismo que ‘Black Rain‘, aceptable cinta de acción en que Michael Douglas da vida a un policía que viaja a Japón, y donde vuelve a palparse esa estética que ya lucía en ‘Blade Runner’.

Llegamos a los 90 y, de nuevo, logra la gloria con un proyecto protagonizado por dos mujeres que deciden pasar un fin de semana lejos de sus maridos y acaban enfrascadas en una huida en pos de la libertad. ‘Thelma & Louise‘ es una road movie que se ha convertido en símbolo del activismo feminista al retratar a esas mujeres que han vivido siempre bajo el yugo machista y deciden decir basta. Tal vez la primera intención del director y sus guionistas no fue eso, sino la de narrar sencillamente una historia de amistad, pero esa escena final del coche cruzando el desierto directo a un acantilado y las manos entrelazadas de Geena Davis y Susan Sarandon bien merecen más de una interpretación. Ese inicio de década tan prometedor no se mantuvo a lo largo de la misma. Ni su acercamiento histórico al descubrimiento de América, ni la versión náutica de ‘El Club de los Poetas Muertos‘ (‘Dead Poets Society’, Peter Weir, 1989) titulada ‘Tormenta Blanca‘ (‘White Squall’, 1996), ni mucho menos el aspecto rapado de Demi Moore lograron hacerle revivir los parabienes de antaño. Hasta que empezó el S. XXI y viajó a la Antigua Roma.

Gladiator

© Universal Pictures

‘Me llamo Gladiador’. Esa fue una de las frases más celebres del año 2000. El Peplum era un género enterrado desde hacía años, hasta que cayó en manos de Scott la historia de un General Romano que es traicionado y jura vengarse del mismísimo Emperador que ha matado a su familia. Rigurosidad histórica aparte, ‘Gladiator‘ es una gran película del género de aventuras. Un film que logró enamorar al público mediante las grandes interpretaciones de Russel Crowe y Joaquin Phoenix, la Banda Sonora de Hans Zimmer y esa Roma infográfica dónde sobresalía el Gran Coliseo. Un espectáculo veraniego que vio con su triunfo en los Oscars su mayor estigma. Y es que de valorarla como un gran pasatiempo se pasó a criticarla por haber sido premiada injustamente, aunque, curiosamente, Scott se quedó sin estatuilla. Personalmente diré que siempre que la he visto he disfrutado como un enano. Pan y circo en su máximo esplendor. Al año siguiente Ridley nos regalaría otro espectáculo bélico como es ‘Black Hawk Derribado‘. Un film rabioso y adrenalínico donde un gran reparto se ve envuelto en la trifulca ocurrida en Mogadiscio a principios de los 90. Scott no se preocupa en otorgar mensajes moralistas ni en desmitificar la guerra, sino en introducirnos de lleno en ese caos infernal. El resultado le volvería a otorgar una nueva candidatura al Oscar. Entre medias dirigió la secuela ‘Hannibal‘, la cual reconozco admirar en su bloque florenciano, donde se deslumbra una vez más el cuidado estético que tiene el director.

Tras ese interesante divertimento realizado con Nicolas Cage titulado ‘Los Impostores‘ (‘Matchstick Men’, 2003), Scott pone el punto de mira en un tema potente como es las Cruzadas. ‘El Reino de los Cielos‘ (‘Kingdom of Heaven’, 2005) es un ejemplo de que la versión buena no fue la que llegó en cines, sino la editada posteriormente en formato doméstico. La elección como protagonista de Orlando Bloom se entiende más cómo reclamo para la taquilla (en que fracasó), ya que su interpretación no varía de lo que ya ofreciese en la Saga piratesca que le dio fama. Pero eso no impide valorar el film como un gran espectáculo y una cinta a tener en cuenta dentro de la filmografía de Scott. Hay un especial cuidado a la hora de retratar ya no sólo la época, sino los diferentes grupos e ideología que participaron en una contienda que, desgraciadamente, parecía tener ecos del mundo actual.

American_Gangster

© Universal Pictures

‘Gladiator’ no sólo le proporcionó gran éxito a Scott, sino que gracias a ella entabló buena relación con el que sería su actor fetiche en títulos posteriores. Russel Crowe volvió a ponerse a sus órdenes en la comedia ‘Un Buen Año‘ (‘A Good Year’, 2006) con resultados bastante cuestionables. El film parece más una excusa para que director y actor escaparan a la campiña francesa y hablaran sobre el siguiente film que rodarían juntos, la notable ‘American Gangster‘ (2007). Poniendo el ojo en el policiaco de los 70, el director realiza una película que se aleja de efectismos y abraza la sobriedad retratando el mundo de la droga en Harlem mediante la figura de Frank Lucas. Crowe volvió a brillar junto a un enorme Denzel Washington que se ponía por primera vez a las órdenes del mayor de los Scott tras una fructífera carrera con Tony. La cuarta colaboración de Crowe y Scott fue el thriller ‘Red de Mentiras‘ (‘Body of Lies’, 2008), protagonizada por un notable DiCaprio que mostraba el juego de intrigas que se traen la CIA en Oriente Medio. De nuevo la potencia visual del director juega a favor de una historia demasiadas veces vista. La última colaboración entre actor y director fue la aproximación histórica al personaje de Robin Hood con resultados algo descafeinados. Trataron de repetir el éxito de hacía diez años, pero se quedaron muy lejos de ello a pesar de los notorias esfuerzos.

De sus últimos film destacan por encima de todo dos, pertenecientes al género que le dio fama y donde ha demostrado ser todo un maestro. Por un lado ‘Prometheus‘ (2012). Bien, todo lo que rodeó el secreto del film no hizo más que ir en contra de un resultado que dista mucho de ser un desastre. Vale, no es ‘Alien’ y tampoco es que el guion de Lindelof sea la segunda venida de Cristo, pero la soltura de Scott a la hora de volver a introducirnos en ese Universo es brillante, con secuencias tan memorables como la de la cesárea. Veremos qué tal ‘Alien: Covenant‘ el próximo año. Por otro lado tenemos la que fue una de las mayores sorpresas del pasado año, ‘The Martian‘. De nuevo ciencia-ficción, con un relato que rememora el de Robinson Crusoe. Toda pretenciosidad es aparcada a favor de una película de aventuras espaciales divertida y dinámica, con un gran Matt Damon como maestro de ceremonias. La cinta convenció a critica y público y consiguió ganar, de manera sorprendente incluso para el propio director, el Globo de Oro a la Mejor Comedia.

ridley-scott-4

© 20th Century Fox

Ridley Scott es un director que piensa ante todo en el público, buscando transportarlo a diferentes épocas y escenarios. Sus películas gustaran más o gustarán menos, pero no se puede negar que existe un cuidado estético en cada una de ellas. Lo que está claro es que muchos de sus trabajos no se perderán como lágrimas en la lluvia.

Acerca de Ramón Cervantes (18 Artículos)
Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s