Últimos Artículos:

Warcraft: El Origen

‘Toda saga tiene su origen’

Dirección: Duncan Jones | Guion: Charles Leavitt y Duncan Jones | Reparto: Ben Foster, Travis Fimmel, Paula Patton, Dominic Cooper, Toby Kebbell | Fotografía: Simon Duggan | Música: Ramin Djawadi | Basado en: Videojuego ‘Warcraft’, de Blizzard Entertainment | Año estreno: 2016

Había una fecha que yo tenía señalada en mi calendario desde hacía bastantes meses. El 3 de Junio de 2016. Os preguntaréis qué pasó el 3 de Junio. Pues bien, ese día se estrenó en los cines españoles ‘Warcraft: El Origen’. He jugado a los tres videojuegos de la saga Warcraft y a sus respectivas expansiones y también he sido jugador de World of Warcraft durante varios años –de hecho aún a día de hoy dedico unos minutos a la semana–, por lo que el interés que tengo en la película viene de lejos. Bueno, siendo sincero, todos los videojuegos de Blizzard Entertainment me interesan, ya sea el comentado ‘Warcraft’, el conocido ‘Diablo’ o el histórico ‘StarCraft’. Así que hagan lo que hagan, ahí estaré.

La película es una adaptación, más o menos fiel, del videojuego publicado en 1994 ‘Warcraft: Orcs & Humans’. La premisa es simple: los orcos se ven obligados a abandonar su mundo y por ello deben partir a un mundo habitado por humanos. Estos no aceptan que otra raza aparezca de la nada por sus tierras y con cierto aire beligerante, por lo que se inicia el conflicto entre ambos bandos: la horda y la alianza –¿qué pintan los enanos en todo esto? Salvo entregar un arma y discutir con elfos, para variar, no veo su peso en la trama–. El guion ha sido escrito por dos autores, una parte por Charles Leavitt (‘En el Corazón del Mar’) y la otra por Duncan Jones –el hijo del desaparecido David Bowie–, director de la excelente ‘Moon’. Que este último sea también director y haya escrito parte del guión del largometraje resulta sorprendente teniendo en cuenta su escaso bagaje profesional y su nula relación con el universo Warcraft. Supongo que Chris Metzen –uno de los desarrolladores más influentes en la saga Warcraft– y los restantes arquitectos de este universo habrían pensado que era oportuno dar este proyecto a un director con poca experiencia pero una amplia capacidad al mismo tiempo –y está claro que Jones cumple ambos requisitos–. Donde no han experimentado ha sido a la hora de contratar a un compositor para la banda sonora: hace ya tiempo que contrataron a Ramin Djawadi (‘Juego de Tronos’) para elaborar las melodías que debían acompañar cada escena.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Un párrafo atrás dije que ‘Warcraft: El Origen‘ era una adaptación más o menos fiel del videojuego ‘Warcraft: Orcs & Humans’ y me baso en que hay sucesos que se obvian y personajes que no se muestran exactamente como eran. Por ejemplo, a Blackhand –Puño Negro en castellano– se le da el rango de gran guerrero pero no causa toda la impresión que debiera. La influencia que ejerce Gul’dan sobre este personaje es muy inferior a la que ejerce en el videojuego. Anduin Lothar (Travis Fimmel –el protagonista de la serie ‘Vikingos’–) no recibe toda la consideración que debiera. Se comprueba que es un gran soldado pero no se le otorga el componente de héroe que sí aporta el videojuego. Medivh (Ben Foster), el Guardián, ha sido llevado a la pantalla como un poderoso mago que ya se encuentra en horas bajas y cuyo tiempo de máxima influencia ha expirado –gran fallo el de los guionistas y productores no contar el por qué–. A Durotan, el jefe del Clan Lobo Gélido, tampoco se le reconocen sus actos y llega a parecer un orco con muchas dudas y poca presencia e importancia, por no hablar del suceso que se inventan los guionistas pasada la mitad de la película…

En definitiva, pienso que estamos ante una película interesante, a secas. Si eres un fanático del mundo de Warcraft o, simplemente, de Blizzard, creo que el largometraje te va a saber a poco. Es lógico y comprensible levantar muchas expectativas antes de visionar una película como esta –basada en un videojuego y siendo una de las, a priori, películas taquilleras del año–, ya que la historia es una de las mejores de los últimos 25 años –si nos ceñimos al mundo de los videojuegos–. Por otro lado, visto el descalabro que supone adaptar un videojuego y llevarlo al cine, creo que esta película supera el calificativo de “aceptable”. Personalmente, esperaría hasta la segunda entrega para dar una puntuación definitiva y poder decir “efectivamente, es buena”.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Acerca de Joaquín Guerrero (35 Artículos)
Graduado en Información y Documentación por la Universidad de Granada. Además, desarrollador de aplicaciones informáticas. Me gusta el cine -obviamente-, la música -rock y heavy-, montar en moto y salir con amigos. También me gusta la cerveza alemana...

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s