Últimos Artículos:

X-Men 2

‘Promesas que no valen nada’

 Dirección: Bryan Singer | Guion: Bryan Singer, Daniel P. Harris y Michael Dougherty  | Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Ian McKellen, Anna Paquin, Famke Janssen | Fotografía: Newton Thomas Sigel | Música: John Ottman | Basado en: Personajes creados por Jack Kirby y Stan Lee | Año estreno:  2003

Después de un prometedor arranque de tramas y presentación de personajes en la primera película, Bryan Singer nos ofreció la que según sus propias palabras pretendía ser “El Imperio Contraataca de la Patrulla X”. Lejos de valorar lo acertado o no de su analogía, lo que está claro es que la cinta nos ofrece una evolución previsible de los aciertos y errores de la primera entrega. Eso sí, lo más destacable a nivel argumental no es aquello que compone el eje principal de la historia sino todos aquellos momentos que insinúan que algo grande está por venir.

Todo comienza de manera trepidante, con una brillante escena de acción que aún hoy en día destaca tanto por su ritmo como por su acertada puesta en escena. Además, el contexto socio-político de rechazo a la comunidad mutante da un paso más, siendo la escuela del Profesor Xavier atacada por fuerzas militares, dándose con ella la base para una ley futura que permita el control y registro de toda la población con poderes especiales. Este paso adelante en las hostilidades no solo permite unas mayores dosis de espectacularidad, sino que da pie a la introducción del personaje del coronel Stryker –encarnado por un siempre acertado Brian Cox–, uno de los grandes villanos del universo de la Patrulla X. La mención de este personaje me resulta idónea para señalar lo que ha sido una seña de identidad de las adaptaciones cinematográficas de X-Men hasta ahora y que a la postre considero que ha sido su mayor perjuicio. Y es el hecho de convertir al personaje de Lobezno –imposible imaginar quizás ya a otro actor que no sea Hugh Jackman en el papel–, no solo en un personaje clave y el más carismático de los que integran el nutrido grupo de mutante. El antihéroe interpretado por Jackman es literalmente el protagonista de cada una de las películas de la trilogía original, algo que traiciona la esencia de la historia impresa y sobretodo limita en demasía las estupendas posibilidades que da una dinámica más coral, tal como se demostró en la vibrante ‘X-Men: Primera Generacion’.

X-Men-2-1

© 20th Century Fox

El excesivo protagonismo de Logan no es el único de los defectos de la primera película que se ven acrecentados en esta ocasión. El otro gran lunar de las adaptaciones de Singer es el desacertado rejuvenecimiento de determinados personajes, haciendo no solo inevitable la presencia de subtramas y conflictos de toque adolescente, sino rebajando el impacto de los problemas inherentes a determinados personajes y sus poderes. Siendo directos, lo de la versión de Pícara de Anna Paquin –por suerte con menor presencia que en la anterior cinta– es sencillamente una vergüenza de adaptación de un personaje con tanto carisma en su versión impresa. Para más inri, sigue sin explotarse en toda su magnitud la dinámica entre el Profesor Xavier y Magneto, siendo anecdóticos los momentos del metraje en los que coinciden y una losa más en el escaso criterio de utilización de actores de la cinta. Y es que duele el alma solo de ver la poca profundidad de personajes como Tormenta (total, Halle Berry solo venía de ganar un Óscar) o Mística, para sin embargo recrearse en tramas tan “potentes” como el amorío sin contacto de Pícara con Bobby o los problemas de éste con sus padres.

A pesar de lo endeble del guion en sí, la mitología de los X-Men es tan rica que compensa junto con las excelentes escenas de acción en cierto modo el tono aséptico y la escasez de profundidad argumental. Y como comentaba anteriormente, la promesa de eventos futuros como el Fénix Oscuro, conocer el pasado de Lobezno o la trama de los Centinelas, daban esperanzas de una próxima película en la que la historia de la Patrulla X fuese llevada a otro nivel en la gran pantalla. Desgraciadamente, esa es una promesa que nunca se cumplió.

X-MEN-2-2

© 20th Century Fox

Acerca de Samuel Martín (51 Artículos)
Cinéfilo hasta la médula, disfruto por igual una película de autor que la cinta más palomitera. ¿El único requisito? Que merezca la pena hablar de ella

1 Trackback / Pingback

  1. X-Men Orígenes: Lobezno – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s