Últimos Artículos:

Magical Girl

‘La cuadratura del círculo’

Dirección: Carlos Vermut | Guion: Carlos Vermut | Reparto: Luis Bermejo, Bárbara Lennie, José Sacristán, Israel Elejalde, Lucía Pollán | Fotografía: Santiago Racaj | Año de estreno: 2014

Cuando le preguntaron a José Sacristán qué pensaba de ‘Magical Girl’, su respuesta fue clara: “hasta la pieza que no encaja, con Carlos (Vermut), encaja”. Y así es, en 2014, el director de la atrevida ‘Dinamon Flash’ presentó su puzzle cuyas piezas vienen arropadas por el mencionado Sacristán, un genial Luis Bermejo y una inigualable Bárbara Lennie, un casting que ya de por sí habla mucho –y bien– de lo que es ‘Magical Girl’. Cuando Luis (Bermejo), profesor de literatura en paro, recibe la noticia de que la leucemia de su hija de doce años es intratable, se desespera por cumplir cualquier deseo material de la chica, que viene a ser un vestido de una serie japonesa valorado en miles de euros, lo que le hace chantajear a Bárbara (Lennie), una chica con problemas mentales casada y manipulada por su psiquiatra y que además, tiene un pasado turbio con Damían (Sacristán), su profesor de matemáticas del colegio, que ha salido de la cárcel hace apenas un año.

Estas tres historias –que se entrelazan de las formas más elegantes que haya visto el cine español de los últimos tiempos–, se estructuran en torno a tres capítulos: el mundo, el demonio y la carne, los enemigos del alma. Y es que esta película, en su trasfondo, va del alma –o de la ausencia de– en un mundo sin miramientos, donde el egoísmo es rey y todos somos negociadores, a la vez que monedas de cambio. Pero, en pleno intercambio… ¿qué pasa cuando nos saltamos las normas tácitas en una permuta? ¿Hasta dónde seríamos capaces de llegar por otra persona? ‘Magical Girl’ es una película de límites que explora hasta donde es lícito cruzar la línea. Con el retrato de una España dividida entre razón y pasión –con un ejemplo tauromáquico brillante–, la película impregna a los propios protagonistas de esta división. Ninguno quiere hacer lo que hace, todos se ven arrastrados por el contexto pero, a su vez, la circunstancias no justifican tales actos, ser más racional o pasional es lo que determina el devenir de los personajes, cada vez más entregados a explorar su lado más oscuro. Pero Vermut no da lecciones y, lo mejor, no cierra conceptos, sino que da herramientas y deja huecos para que el espectador reflexione y rellene esta historia donde ni las propias vidas de los personajes nos vienen impuestas desde el guion.

Cuerpo 1 (1)

© Avalon Distribución Audiovisual

Además de con la estructura temporal y con la complejidad de los personajes, la película juega con los géneros. Desde su inicio dramático hasta su final propio del cine negro, sin dejar de lado el humor de los diálogos en ciertos momentos, la película constituye un juego constante protagonizado por víctimas y culpables en el que nunca sabemos quién es quién. Todos los personajes son presos y carceleros en sus relaciones, marcadas siempre por una situación de poder en la que Bárbara, su marido, Damián y Luis, están por encima de uno y por debajo de otro en la ecuación. Aunque, con un sencillo y elegante final, se nos muestra que en nosotros está el poder de cambiar las relaciones que nos rodean –especialmente aquellas empapadas de mentira–.

Recuperando la idea de Sacristán, uno de los grandes aciertos de la película es que todo está medido a la perfección, todo son piezas que vienen a encajar y no solo a nivel narrativo, la dirección de arte –de la mano del propio Vermut– es sencillamente un espejo del alma de los personajes. Como pieza es, sin duda, ‘La niña de fuego’, la copla que da música a la película, que además de acentuar el carácter español de la cinta, es un sutil recurso para describir la relación entre Bárbara y Damián. Piezas son, también Bárbara, y Vermut, y España… Pero si hay una pieza sin la que la película no tiene sentido es, sin duda, el espectador. Y eso es señal de que estamos ante una de las películas más interesantes y estimulantes del cine español.

Cuerpo 2 (2)

© Avalon Distribución Audiovisual

Acerca de Laura Pacheco (29 Artículos)
Adicta a las series, al cine y a los viajes. Soy un desastre ordenado.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s