Últimos Artículos:

La Liga de la Justicia: Una Historia Audiovisual (Parte 2)

En la primera parte de nuestro repaso a la historia de la Liga de la Justicia en el cine y la televisión, nos enfocamos en las películas y series individuales de cada héroe. En esta segunda parte, nos concentraremos en las adaptaciones colectivas, las que tienen al grupo como protagonista.

J2 ABC

© ABC

La primera aparición televisiva de la Liga de la Justicia fue en la producción de animación de Filmation ‘The Superman/Aquaman Hour of Adventure’, emitida originalmente por la CBS. La serie era una secuela de las series ya existentes de Superman y Superboy, que a su vez eran herederas del serial radiofónico del hombre de acero. Estaba formada por capítulos de una hora de duración, compuestos por cortos de distintos personajes de la DC, entre los que ya aparecía la Liga de la Justicia de America en una de sus formaciones mas clásicas. Esta liga sin embargo no incluía a Batman, quien ya tenía su propia serie de acción real en la ABC. El gran éxito de esta, motivó a CBS a adquirir los derechos de animación del personaje, cambiando el nombre de su serie a ‘The Batman/Superman hour’, y relegando a Aquaman a su propio show.

En 1973 llegó la mítica ‘Super Friends’ o ‘Super Amigos’, como la conocimos en España, que, a pesar, de su título constituye la primera serie de la Liga de la Justicia de America. Hannah-Barbera, la productora encargada de la serie, rebajó la violencia presente en los tebeos para adecuarla a la restrictiva normativa de la televisión infantil de la época. La primera formación de los Super Amigos constaba de Superman, Batman y Robin, Aquaman y Wonder Woman. Acompañando a los héroes, aparecían los niños Wendy y Marvin, junto con Wonder Dog, su perro -inexplicablemente- parlante, ejerciendo como ayudantes. Esto derivaría en tendencia cuando en temporadas posteriores, los niños fueron sustituidos por los súper gemelos Zan y Jayna y su mono mascota Gleek, mucho mas recordados en España aunque sea por sus apariciones en ‘Robot Chicken’ o ‘Padre de Familia’.

J3 ABC

© ABC

Tras su primera temporada, ABC la canceló para recuperarla tres años mas tarde con el nombre de ‘The All New Super Friends hour’. La serie continuó su emisión hasta 1986, con sucesivos cambios de nombre y aumentando el plantel de personajes con otros héroes de DC como Flash, Linterna verde o Hawkman junto a otros creados ex profeso, como El Dorado, superhéroe latino concebido para aportar algo de diversidad racial al show. ‘Super Friends’ tuvo una larga e influyente existencia, propiciando múltiples proyectos de spin-off como las series en solitario de Superman o Plastic-man, y también la que podríamos considerar la primera aparición de la Liga en imagen real, los dos especiales titulados ‘Legends of the Superheroes’. En ellos, podíamos ver a unos Adam West y Burt Ward entrados en años retomar sus papeles de Batman y Robin rodeados de muchos otros personajes de DC (en caracterizaciones bastante pobres) en un espectáculo que resulta muy difícil de catalogar (y de creer).

J5 CBS-01

© CBS

Habría que esperar hasta 1997 para ver un nuevo intento de trasladar a nuestros héroes a la pantalla televisiva. Fue en ‘Justice League’ un piloto producido por CBS, y el resultado, bueno, digamos que la serie no recibió luz verde. Esta encarnación del grupo estaba formada por Flash, Atom, Linterna verde y las algo menos conocidas Fuego y Hielo. Entre los graves defectos de esta producción estaban unas interpretaciones muy flojas, un vestuario y efectos especiales lamentables y unos alarmantes problemas de tono. Afortunadamente, en los 90, había un lugar donde un fan irreductible podía refugiarse y ese lugar era la animación.

Bruce Timm y Paul Dini ya nos habían regalado sus increíbles series de Batman y Superman, definiendo para años venideros lo que conoceríamos como el universo animado de DC y resultaba fácil imaginar cual podía ser el siguiente paso. En 2001, Timm y Dini desarrollaron para Warner la ‘Liga de la Justicia’, serie de animación emitida por Cartoon Network. La nueva Liga contaba con seis de los miembros originales y con Hawkgirl en sustitución de Aquaman, a quien, en esta versión se planteó mas como un secundario recurrente. Y no fue el único, ya que los responsables de la serie empezaban a jugar con las casi infinitas posibilidades del universo DC. La Liga de Timm y Dini intentó hacer con el súper grupo de DC algo parecido a lo que ya hicieran con Superman y Batman, consiguiéndolo a medias. Sin llegar a las cotas estéticas de Batman ni al sentido de la épica de Superman, al menos sirvió para plantear al grupo de forma eficaz y dejó varios episodios estupendos por el camino. Entre ellos destacan ‘Legends’, que reunía a los héroes con sus homólogos de la Golden age, el lovecraftiano ‘The Terror Beyond’, o el fantástico ‘Starcrossed’ que cerró la etapa y supuso la salida de Hawkgirl del grupo. Y todo esto habría estado muy bien, si no fuera porque lo mejor estaba por llegar.

J6 CARTOON NETWORK

© Cartoon Network

En 2004, tras dos temporadas, la serie se reconvirtió en ‘Justice League Unlimited’. Realmente se trataba de una nueva serie, con cambios en el equipo creativo y una ligera evolución estética, aunque comúnmente se consideran las tres temporadas de Unlimited como las 3, 4 y 5 de la serie original. Y si en la primera, Timm y Dini metían el pie en el universo DC, en esta nueva incursión se zambulleron de cabeza en el. ‘Justice League Unlimited’ es la golosina definitiva para un fan fatal de DC. Si en la etapa anterior, teníamos a una formación clásica de la Liga, aquí el staff es un auténtico ejercito de superhéroes y cada capitulo esta protagonizado por un grupo diferente de personajes. Esto planteaba la serie como un campo de pruebas en el que experimentar, reescribir y jugar con el canon superheroico. En Unlimited se adaptaron historias clásicas como ‘For the Man Who has Everything’, se trazaron líneas comunicantes entre las distintas series del universo animado, como en el emotivo ‘Epilogue’, y se establecieron complejos juegos referenciales, como el tremendo homenaje a ‘Watchmen’ que era ‘Question Authority’ y toda la trama relacionada con Cadmus. En otras ocasiones, simplemente nos ofrecía un espectáculo de tortazos en mallas que no tenía parangón, como en ‘Divided we Fall’ o en su capítulo final, ‘Destroyer’. ‘Justice League Unlimited’ terminó su emisión en 2006, poniendo punto y final a la etapa de Timm y Dini. Su trabajo influyó todas las adaptaciones que vinieron después.

J8 THE CW-01

© The CW

Una adaptación terminaba y otra comenzaba. En 2006, ‘Smallville’, la serie de Warner, estaba entrando en su sexta temporada y su propio universo superheroico había crecido tanto como para presentar una proto Liga. Esta formación incluía a Clark Kent, Green Arrow, Cyborg, Impulse y Aquaman. En posteriores temporadas, el grupo se expandiría y se vería alterado con bajas y nuevas incorporaciones, hasta un gran final en la temporada 10. Pero antes, en 2008, pudimos ver a los héroes de DC en otras dos producciones. La primera fue la estupenda ‘Batman: The Brave and the Bold’ o ‘El Intrépido Batman’ en España. Esta serie, con un planteamiento estético totalmente retro, buceaba en la parte mas camp del Universo DC. Planteada como una serie interminable de team-ups, en sus tres temporadas pudimos ver a la práctica totalidad de los miembros de la Liga. La otra, fue el primer largometraje directo a video en siete años. ‘Liga de la Justicia: La Nueva Frontera’ adaptaba el cómic del mismo nombre que formaba parte de la serie elseworlds de DC. Narraba el origen de una Liga de la Justicia alternativa durante los años 50. En esta película podíamos ver a las versiones vintage de los personajes enfrentándose a una invasión marciana. La nueva frontera fue una buena película, con un planteamiento arriesgado que habría sido interesante que tuviera continuidad. Pero Warner quería centrarse en seguir produciendo largos de animación y hacía falta un planteamiento menos experimental.

J9 WARNER-01

© Warner

Bruce Timm tenía una idea que querían usar como puente entre ‘Justice League’ y ‘Unlimited’ pero que había terminado aparcada. Era una adaptación de la historia ‘Worlds Collide’, en la que la Liga se enfrentaba a su versión maligna en una realidad paralela. El resultado fue ‘Liga de la Justicia: Crisis en dos tierras’ de 2010. La película, partiendo de un planteamiento mas que sobado, consigue dos cosas importantes: ofrecer un entretenimiento muy eficaz y presentar una versión actualizada del grupo, rompiendo por fin con la herencia estética de Bruce Timm, que aun figuraba como productor, e instaurando un nuevo paradigma visual. Siguiendo en esta línea, en 2011 se estrenó la serie ‘Young Justice’, una adaptación de los Titanes, el supergrupo de sidekicks de DC. La serie estaba ambientada parcialmente en el mismo universo que ‘Crisis en Dos Tierras’, y tenía una fuerte presencia de la Liga. Se trataba de un producto muy recomendable, mas centrado en el aspecto emocional que series anteriores.

J10 WARNER-01

© Warner

En 2012 llegó ‘Justice League: Doom’ que adaptaba ‘La Torre de Babel’ una historia de Grant Morrison y que servía como secuela de ‘Crisis en Dos Tierras’. La historia relata como se vuelven contra la Liga los planes de contingencia que Batman ha tramado para detener a sus compañeros en el caso de que estos se conviertan en una amenaza. A pesar de este planteamiento tan estimulante, la película consigue unos resultados mas discretos que la entrega anterior. Un año mas tarde se lanzó ‘The Flashpoint Paradox’ la última película de esta etapa y posiblemente la mejor de las tres. Con Flash como protagonista, el largo adapta uno de los arcos argumentales mas recordados del personaje. La historia narra como al intentar evitar el asesinato de su madre, Flash desencadena una paradoja temporal que crea una realidad alternativa en la que la Liga de la Justicia no existe. Wonder Woman está en guerra con Aquaman, Superman parece no existir, y Batman no es Bruce Wayne, sino su padre, Thomas. ‘Flashpoint Paradox’, la historia en que se inspiró la película, fue el evento que sirvió como puerta de entrada para el último reseteo del universo DC. La editorial estaba pasando una crisis y planearon un crossover entre sus series mas importantes que culminó con el reinicio de 52 de sus series. Esto también iba a tener su eco en el proyecto audiovisual de DC.

J11 WARNER-01

© Warner

En 2014, Warner lanzó ‘Justice League: War’. La película adapta el reinicio de la Liga de la Justicia que llevo a cabo DC como parte del macro-evento ‘The New 52’ y plantea una remozada formación del grupo (sale J’onn J’onzz, entra Cyborg) con nuevos uniformes y un aspecto mas juvenil. Desgraciadamente, como ya ocurrió en la mayoría de series de cómic tras el reseteo, los cambios trajeron un descenso en la calidad. ‘War’ parece mas una campaña de marketing destinada a presentar la nueva versión del grupo que una historia con entidad propia. El principal exponente de esto es Cyborg, a quien la película dedica mas minutos que a ningún otro, mas como si nos presentaran una figura de acción que un personaje. Y si ‘War’ fue poco menos que un desastre, su secuela, ‘El Trono de Atlantis’ de 2015, no vino a arreglar las cosas. En esta ocasión, el personaje central es Aquaman, que es objeto de una historia de orígenes. La película narra como un joven Arthur Curry descubre sus poderes como Aquaman y es acogido por la Liga de la Justicia, dando un repaso por toda la mitología del personaje y sus villanos mas conocidos. Al igual que ‘War’, la película está mas cerca del merchandising que del cine y parece formar parte de una descarada maniobra para asentar entre el público a la nueva formación del grupo y prepararlo para las futuras adaptaciones de acción real.

Porque ese es el futuro, claro. ‘Justice League: Part 1’ la primera película del grupo está programada para 2017. Todo su reparto ha sido presentado ya en ‘Batman V. Superman: El Amanecer de la Justicia’, alrededor de la cual orbita una constelación de casi 10 películas de aquí a 2020. Aun no se han despejado todas las dudas sobre la gran apuesta de Warner. ‘Batman V. Superman’ arrancó muy bien en taquilla, pero ha tenido una caída considerable en su segundo fin de semana y su recepción crítica ha sido desigual, siendo generosos. Y aun así, estos personajes nos siguen interesando. El año pasado, Bruce Timm presentó su nueva película como guionista, ‘Justice league: Gods and Monsters’. En ella, Superman es hijo del general Zod y sus padres adoptivos son inmigrantes mexicanos, Wonder Woman es la hija del Alto Padre de Nuevo Génesis en lugar de una amazona y Batman es en realidad un vampiro. Mismos dioses, nuevo evangelio. Y es que quizá ese sea su mayor poder. Dan igual las reescrituras a las que los sometamos, son indestructibles.

© DC Comics

© DC Comics

Acerca de Davor Padilla (17 Artículos)
Davor Padilla vende discos y películas. A veces también ve alguna y discute enérgicamente sobre ella. Planea mudarse a una piña en el fondo del mar, pero entre tanto vive en Sevilla.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s