Últimos Artículos:

Ant-Man

‘Pequeño gran Superhéroe’

Dirección: Peyton Reed | Guion: Adam McKay, Paul Ruud, Joe Cornish y Edgar Wright  | Reparto: Paul Rudd, Evangeline Lilly, Corey Stoll, Michael Douglas, Michael Peña | Fotografía: Russell Carpenter | Música: Christophe Beck | Basado en: Cómic creado por Larry Lieber, Stan Lee y Jack Kirby | Año estreno: 2015

El personaje del Hombre Hormiga creado por Larry Lieber, Stan Lee y Jack Kirby fue uno de los fundadores del grupo de Los Vengadores, lo cual le hizo sonar con fuerza para pertenecer a la primera gran película grupal de Marvel en 2012. Cosa que finalmente, como todos sabemos, no sucedió. Pero el proyecto de llevarlo a la gran pantalla estaba en activo. El encargado del mismo no era que otro que Edgar Wright, creador de la famosa Trilogía del Cornetto, lo cual convertía el proyecto en algo muy sugerente. Pero en 2014, tras más de seis años elaborando la historia junto a Joe Cornish, las esperanzas parecieron menguar. Wright anunciaba su abandono por diferencias creativas con Marvel. Al lamento de los fans se unía el de Joss Whedon, amigo de Wright. Rápidamente se buscó un sustituto en la persona de Peyton Reed, conocido por comedias como ‘Abajo el amor‘ (‘Down with Love’, 2003) o ‘Di que si‘ (‘Yes Man’, 2008). Estas desavenencias parecían presagiar que el film sería uno de los primeros fracasos del estudio. Pero no fue así.

El Hombre Hormiga parte de una idea bastante recurrente en el género del fantástico cómo es la posibilidad de menguar del ser humano gracias a experimentos científicos. Esta idea ya fue expuesta en la cinta de 1957 ‘El Increíble Hombre Menguante‘ (‘The Incredible Shrinking Man’, Jack Arnold) –posible fuente de inspiración para la creación del personaje– o en la cinta familiar de la factoría Disney ‘Cariño, he encogido a los niños‘ (‘Honey, I Shrunk the Kids’, Joe Johnston, 1989). En la película que nos ocupa vuelve a regir cómo punto de apoyo para desarrollar una trama de atracos en donde se busca la redención. Y es que ‘Ant-Man‘ funciona como un reloj dentro del cine de ladrones de guante blanco que deben hacer frente a misiones imposibles al más puro estilo ‘Ocean´s’ para lograr su objetivo, y, de paso, limpiar sus errores del pasado. De este modo, la cinta no sólo acierta al definir perfectamente a Scott Lang –simpático Paul Rudd, también guionista acreditado del film–, quien fue encarcelado por jugar a ser un Robin Hood moderno, sino al crear entre él y Hank Pym –más que correcto Michael Douglas– un nexo de unión más allá del de vestir el traje de Ant-Man. A ambos les une el amor hacía sus respectivas hijas y la búsqueda de un perdón que los convierta en héroes a sus ojos, añadiendo así un elemento familiar fácilmente reconocible que ayuda a conectar con los personajes. Ese es un de los logros de la cinta, el definir a la perfección unos personajes que, si bien pueden parecer algo planos, poseen suficiente personalidad como para que nos interesen. Además, siguiendo el estilo Marvel, se añaden grandes dosis de comedia y desenfado -especialmente a través de los pillos compañeros de Lang- que incrementen ese aire para toda la familia tan característico en estas producciones.

© Walt Disney Studios Motion Pictures

© Walt Disney Studios
Motion Pictures

Aunque había desconfianza con respecto al trabajo que pudiera desempeñar Reed, ésta se evapora al observar el resultado. Siguiendo una línea ausente de pretensiones, la película va directa al grano desarrollando la trama sin detenerse en detalles secundarios más de lo necesario. Visualmente, dentro de toda la corrección que invade al conjunto, destacan los momentos en que Scott pasa a tamaño minúsculo y la forma en que debe desenvolverse frente al mundo gigante que se le presenta. Tal vez sea la secuencia final, en la habitación de Cassie, la más memorable al tener detalles tan geniales como el tren de juguete o el paso del protagonista al mundo subatómico en una secuencia que, quizás me equivoque, se asemeja bastante al tramo final de ‘Interstellar‘ (‘Interstellar’, Christopher Nolan, 2014). Estas secuencias contienen destellos de originalidad muy interesantes, y es que para llevarlas a cabo se basaron en las ideas que había esbozado Wright, por lo cual no toda su visión se perdió.

Como todas las producciones del estudio, ‘Ant-Man’ pertenece al Universo Vengadores, así que se introducen leves detalles para que se reconozca como tal, ya sea a través de alusiones a hechos acontecidos en otros film o con personajes como Howard Stark o Falcón. Y, por supuesto, al final de la cinta encontramos escenas extra que abran la puerta al futuro de los personajes dentro del Universo Marvel. Pero, más allá de eso, es una cinta con entidad propia, independiente, con un estilo fresco, donde, más que los efectos visuales, se lucen los personajes. Una aventura muy disfrutable para todo tipo de público que busque un rato de diversión e imaginación dentro del cine comercial.

© Walt Disney Studios Motion Pictures

© Walt Disney Studios
Motion Pictures

Acerca de Ramón Cervantes (18 Artículos)
Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s