Últimos Artículos:

Superman: Al Servicio de la Humanidad

En unos días llegará a las pantallas de todo el mundo uno de los proyectos más esperados por millones de amantes de cómics. El enfrentamiento entre dos de los superhéroes más populares de la Historia, cuyos símbolos son fácilmente reconocibles. Y es que, para qué engañarnos, si salimos a la calle es fácil cruzarse con más de una persona que vista una camiseta cuyo símbolo sea una S roja y amarilla o un murciélago. Si, en breves días asistiremos al ansiado cara a cara entre el Hijo de Krypton y el Justiciero de Gotham. Ambos personajes debutaron casi a la par bajo el manto de la editorial DC Comics convirtiéndose en sus dos personajes más populares. Después de muchos años protagonizando películas individuales –con mayor o menor acierto– toca ver cómo resulta su primera aventura conjunta. De momento, repasemos la trayectoria cinematográfica del Hombre de Acero.

Actualmente ha llegado a existir una saturación de películas de Superhéroes, pero años atrás no era así. Cierto es que hubo series de televisión e intentos más propios de Serie B de adaptar a los personajes de comics más populares, pero con un toque excesivamente amable e infantil, afín a la época. El personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster padeció este trato. Kirk Alyn fue el primer actor en interpretarlo en las primeras películas del personaje, realizadas en 1948 y 1950, aunque sería George Reeves el primer nombre que destacaría al verse asociado al personaje. Reeves dio vida a Superman entre 1952 y 1958, logrando una gran popularidad que, sin embargo, le impidió participar en otros proyectos. Con él se inició la conocida maldición de Superman, pues en 1959 se encontró su cuerpo sin vida en su casa de Los Ángeles. Sobre el caso siempre han circulado rumores que barajan el suicidio y el asesinato. Curiosamente, en la película ‘Hollywoodland‘ (Allen Coulter, 2007) el actor fue interpretado por el actual Batman, Ben Affleck. Tras el trágico incidente de Reeves, el Hombre de Acero siguió entrando en los hogares, especialmente a través de las series de animación. Hasta 1978, cuando el público logró creer que un hombre podía volar.

© ABC

© ABC

A finales de los 70, los Salkind impulsaron la realización de un gran film sobre Superman. El guion fue escrito por el responsable de ‘El Padrino‘, Mario Puzo, lo cual demostraba la ambición y envergadura del proyecto. El director escogido fue Guy Hamilton, pero, por diferencias creativas, abandonó y se contrató a Richard Donner, quien acababa de lograr gran éxito con ‘La Profecía‘. Como reclamo para el público se contrató a Gene Hackman como Lex Luthor y a Marlon Brando –quien cobraría el sueldo más alto hasta la fecha– como Jor-El. Tras un largo casting para escoger al actor que daría vida a Superman se acabó eligiendo a un actor con similar apellido al que dio vida anteriormente al personaje, Christopher Reeve. El resto es Historia.

Para mi, ‘Superman‘ es perfecta a todos los niveles, y demuestra todo lo que debe ser una película de Superhéroes. Dinámica, divertida, épica y emocionante. Atrás quedaban las series que acompañaban a los pequeños mientras tomaban cereales Kellogg’s. Aquí hay un poderoso drama sobre un hombre que busca su génesis sin olvidar a quien le ha ayudado, un forastero que se sacrifica, que pone sus extraordinarios dones al servicio de la humanidad, y que es capaz de retar a la mismísima naturaleza por amor. Es escuchar los primeros compases de John Williams y no puedo impedir emocionarme como si fuese un niño de nuevo. Y eso sólo lo consiguen dos o tres películas más. Por eso, entre otras cosas, considero a ‘Superman’ como un hito cinematográfico, la primera gran Obra Maestra del género Superhéroico.

© Warner Bros. Pictures

© Warner Bros. Pictures

El éxito del film no impulsó la secuela, sino que ésta ya se encontraba en desarrollo, y muchas escenas ya habían sido filmadas por Donner dentro del plan de los Salkind de rodar las dos películas a la par y estrenarlas en años consecutivos. Desgraciadamente, la fecha de estreno del primer film obligó a Donner a centrarse en él, eligiendo a Richard Lester para proseguir con la segunda entrega y sustituir de manera definitiva a Donner. Así llegó ‘Superman II‘, la cual volvió a ofrecer grandes dosis de cine de aventuras, aunque sin llegar a la maestría de la primera entrega. Momentos tan memorables como el rescate en las cataratas del Niágara o la pelea final contra los exiliados de Krypton comandados por Zod, además de plantear un muy interesante dilema existencial al superhéroe, la hacen estar por encima de la media dentro del género. Lester implantó en la Saga su particular estilo cómico, cuyo énfasis se agranda en la tercera aventura del personaje, resultando ser más una película de Richard Pryor con Superman como invitado. La transformación maligna que sufre el protagonista queda muy desdibujada y ridícula por culpa de preferir abrazar el absurdo, como bien muestra la secuencia inicial. Años después, en un ejercicio que aboga por la Paz en el mundo, llegó ‘Superman IV: En Busca de la Paz‘, de manos de la productora Cannon. Ni el regreso de Gene Hackman como Luthor ni el carisma de Reeve pudieron salvar un producto desastroso.

Tras ello Superman desapareció de las pantallas durante largo tiempo, aunque desgraciadamente volvió a convertirse en noticia en 1995, cuando Christopher Reeve sufrió un accidente al caer de su caballo, quedando completamente inmóvil y obligado a permanecer en una silla de ruedas con respiración asistida. A pesar de eso, el actor siguió luchando y participando en series de televisión como secundario hasta su muerte, en 2004. La maldición de Superman se cobraba otra víctima. Una de sus últimas apariciones fue en la serie de televisión ‘Smallville‘, la cual describía la vida de un joven Clark Kent en su pueblo y los primeros años que pasa en Metropolis. Sinceramente, no pasé de la primera temporada, y lo poco que vi me resultó aburrido y tópico. Todo lo contrario que ‘Lois y Clark‘, fabulosa serie protagonizada por Teri Hatcher y Dean Cain como unos más que dignos Lois Lane y Clark Kent.

Existieron varios intentos por devolver al personaje al cine, siendo el que más posibilidades tuvo ‘Superman Lives‘ dirigido por Tim Burton y protagonizado por Nicolas Cage, y del cual hemos podido ver varias fotos que nos dan una muy ligera idea de lo que pudo ser. Finalmente en 2004 se anunció que Bryan Singer se encargaría de traer de vuelta a Superman a la gran pantalla. ‘Superman Returns‘ fue una cinta incomprendida. No era una nueva revisión del personaje, ni un reinicio, sino una continuación de las dos primeras cintas protagonizadas por Reeve, a quien le es dedicado el film. Así se entiende el resucitar a Brando mediante técnicas digitales para aparecer como Jor-El, o que el humor de Luthor –encarnado ahora por el gran Kevin Spacey– sea similar al que existía en la película de Donner. Todo ello, además, dirigido por un Singer inspirado que regala momentos tan poderosos como Superman detenido frente a la Tierra o la gran secuencia en que rescata a la ciudad de Metropolis. La película obtuvo una recaudación mundial superior a 500 millones, algo más que digno, claro que hay un detalle que se debe tener en cuenta a la hora de valorar el por qué se consideró un fracaso económico, y es que se le aplicó también todo lo que Burton había gastado en su proyecto fallido. Warner decidió volver a enterrar al personaje en el cajón y Brandon Routh se convertía en otra víctima de la maldición al ver su carrera hundida antes de despegar.

© Warner Bros. Pictures

© Warner Bros. Pictures

Los éxitos obtenidos por las películas de Batman dirigidas por Nolan, así como la pérdida de derechos del personaje en caso de no realizar película, impulsaron a Warner a intentarlo de nuevo con Superman. La productora quiso en un principio que Nolan se hiciese cargo como había hecho con Batman, a lo que el director se negó a medias. No la dirigiría, pero accedió a contribuir a escribir la historia junto a David S. Goyer. El director escogido sería otro protegido de Warner, Zack Snyder. ‘El Hombre de Acero‘ llegó a las pantallas en 2013 con una aceptación moderada por parte de la crítica y el público. Errores como lo mal llevada que está la relación entre Superman y Lois –Henry Cavill tiene presencia pero le falta alma, y la siempre estupenda Amy Adams se encontró más pérdida que nunca–, la excesiva presencia de Jor-El –había que aprovechar la participación de Russel Crowe–, así como la gran participación del ejército y toda la secuencia final, tan caótica como agotadora, hicieron que el film no trascendiera. Seguramente impulsados por las críticas a la cinta de Singer que reclamaban más acción, se pensó que lo mejor era hacer un Superman al más puro estilo ‘Dragon Ball’, dejando las inquietudes del personaje para otro día. Y no, Superman es más que un hombre indestructible capaz de volar como bien nos demostró Richard Donner junto a Christopher Reeve.

© Warner Bros. Pictures

© Warner Bros. Pictures

Aunque no fue el éxito esperado, Warner aprobó una continuación que ha ido variando hasta llegar a ser lo que es. De ser una secuela directa paso a poseer el título que ahora todos conocemos, ‘Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia‘, mediante el cual se reintroduciría a Batman y se prepararía el camino a la futura película grupal y así hacer frente a MARVEL. Los diferentes avances promocionales se han centrado más en el Caballero Oscuro que en Superman, logrando que parezca más una nueva aventura de Batman con el Hombre de Acero como secundario. Espero equivocarme y que la película respete por igual a los dos héroes.

Acerca de Ramón Cervantes (18 Artículos)
Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Hay más cine ahí fuera: el mejor cine LGBT, la manipulación de Hitchcock y Paul Rudd en 'Titanic' - BATUZA
  2. Hay Más Cine Ahí Fuera: El Mejor Cine LGBT, La Manipulación De Hitchcock Y Paul Rudd En 'Titanic' | TodoMdP
  3. Hay más cine ahí fuera: el mejor cine LGBT, la manipulación de Hitchcock y Paul Rudd en ‘Titanic’ – Zona Geek

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s