Últimos Artículos:

Jim Carrey, Muecas y Lágrimas

Si hubo un actor cómico que arrasó en la segunda mitad de la década de los 90 ese fue Jim Carrey. Toda película en la que aparecía era sinónimo de éxito. El actor siempre se ha caracterizado por una sobreactuación desmedida y de un excesivo uso de muecas, lo que le otorgó igual número de admiradores como detractores. Con los años fue apostando por un tipo de roles más dramáticos, triunfando con muchos de ellos. Aunque hoy la estela del que fue catalogado como el Jerry Lewis de nuestra Era parece haberse apagado, creo que merece un pequeño homenaje.

Originario de Ontario, Canadá, Carrey se inició en clubs donde adquirió fama gracias a sus imitaciones de Elvis Presley o Jerry Lewis, lo que le ayudaría a entrar en prestigiosos shows como el conocido Saturday Night Live. Sus primeros roles fueron con pequeñas participaciones en películas como ‘Peggy Sue se Casó‘ (‘Peggy Sue get Married’, Francis Ford Coppola, 1986) o ‘La Lista Negra‘ (‘The Black List’, Buddy Van Horn, 1988). Su único rol protagonista en los 80 lo encontramos en la simpática comedia juvenil de vampiros ‘Mordiscos Peligrosos‘ (‘Once Bitten’, Howard Storm, 1985), donde ya se podían apreciar ciertos tics que lo harían famoso. Keenen Ivory Wayans lo convenció para participar en el programa ‘In Living Color’, donde llamó la atención de la industria.

Ace Ventura

© Warner Bros. Pictures

Un detective con tupé y especializado en casos de animales fue su presentación al gran público. ‘Ace Ventura: Un Detective Diferente‘ (‘Ace Ventura: Pet Detective’, Tom Shadyac, 1994) puso en el mapa definitivamente a Carrey, quien comenzaba a labrar su leyenda a base de muecas inimitables y diálogos con el ano en una cinta que gustó y llegaría tener continuación con ‘Ace Ventura: Operación Africa‘ (‘Ace Ventura When Nature Calls’, Steve Oedekerk, 1995). Corría el año 1994 y su huracán no había hecho más que comenzar. Meses después se convertía en un cartoon humano al más puro estilo Tex Avery en ‘La Máscara‘ (‘The Mask’, Chuck Russell, 1994), película de gran éxito, además de por su labor y los efectos especiales, por la presentación en pantalla de la bellísima Cameron Diaz. Para finalizar el año estrenaría la comedia idiota por excelencia, ‘Dos Tontos muy Tontos‘ (‘Dumb and Dumber’, Hermanos Farrelly, 1994). La pareja formada por él y Jeff Daniels hizo que el público estallara a carcajadas con esta buddy-movie absurda, dejando gags memorables para la Historia. En un año Carrey ya se había labrado un nombre que le abriría las puertas a proyectos de mayor envergadura.

© New Line Cinema

© New Line Cinema

Si hubo una película esperada en 1995 esa fue ‘Batman Forever‘ (‘Batman Forever’, Joel Schumacher, 1995). Tras la segunda entrega dirigida por Burton la Warner decidio dotar al Universo de Batman de más luz y encargó la tercera entrega a Schumacher, a la vez que sustituyeron a Michael Keaton por Val Kilmer. Ahora bien, a pesar de tratarse de una película de Batman y de tener un reparto de altura -además de Kilmer participaron Nicole Kidman y Tommy Lee Jones– fue Jim Carrey el que acaparó casi toda la publicidad, de tal forma que mucha gente pagó la entrada porque salía él. Enigma fue un rol para el que se barajó al tristemente desaparecido Robin Williams -con quien siempre se le comparó- para, finalmente, recaer en el rey de las muecas. ‘Batman Forever’ comenzó a ultrajar a Batman en el cine y a hundirlo de manera artística, pero en taquilla fue un exitazo que muchos atribuyeron a Carrey, que volvió a inundar el film con muecas y gestos cirquenses. Una cosa hay que decir a la labor del actor, y es que parece ser el único consciente del producto absurdo en que está involucrado, y, vista hoy, su participación en el film es de lo más destacable.

La noticia de convertirse en el primer actor en cobrar 20 millones de dólares acaparó toda publicidad en torno a ‘Un Loco a Domicilio‘, comedia negra dirigida por Ben Stiller que criticaba el abusivo consumo de la televisión por cable. Desgraciadamente, en esta ocasión, la presencia de Carrey perjudicó un producto incomprendido y más estimable de lo que se dijo. El film fue un ligero bache en taquilla del que se resarciría al año siguiente con ‘Mentiroso Compulsivo‘ (‘Liar, Liar’, Tom Shadyac, 1997) reencontrándose con el director que le descubrió al gran público. En la película el cómico daba vida a un abogado que no puede parar de mentir, cosa que cambia cuando su hijo pide como deseo de cumpleaños que por un día esa fea costumbre desaparezca. Carrey vuelve a ofrecer todo un recital de muecas desternillantes recaudando una barbaridad en taquilla y demostrando su tirón entre el público cuando está a punto de dar un giro de 180 grados con su siguiente proyecto.

© Paramount Pictures

© Paramount Pictures

Sin lugar a dudas ‘El Show de Truman‘ (‘The Truman Show’, Peter Weir, 1998) es una de las mejores películas de los 90. Premonitoria con lo que sería el mundo televisivo de hoy día, con Gran Hermano como buque insignia, la película gira en torno al personaje de Truman, que vive desde su nacimiento encerrado en un pueblo ficticio que no es sino un gigantesco plató de televisión. Como si de una distopía futurista se tratara, la cinta vuelve a poner de manifiesto el temible mundo Orwelliano con una cinta visionaria donde brillan de igual manera Ed Harris y Jim Carrey, quien logró convencer incluso a aquellos que siempre lo atacaban. La inocencia que transmite a través de Truman y la forma en que consigue que simpaticemos con él en todo momento le hicieron reconocedor, por fin, del Globo de Oro de Mejor Actor de Drama, aunque la Academia prescindió, incomprensiblemente, de su presencia. Volvió a ser galardonado con un Globo de Oro al año siguiente, esta vez en categoría de Comedia, gracias a ‘Man on the Moon‘ (‘Man on the Moon’, Milos Forman, 1999), original biopic del cómico Andy Kaufman al que Carrey tanto admiraba. Desde entonces comenzó una etapa donde alternó proyectos cómicos con trabajos donde desarrollar su vertiente dramática que tan buenos resultados le estaba otorgando.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

En el ámbito de la comedia volvió a reunirse con los Farrelly en ‘Yo, yo mismo e Irene‘, donde compartió escena, y romance, con Renée Zellweger. El proyecto le ofreció la oportunidad de desdoblar su personalidad al hablar del trastorno de la personalidad al más puro estilo Jekyll y Hyde a través de su personaje, un pacifico policía local que da paso a un psicótico descerebrado. La cinta convenció a medias y quedó por debajo de lo esperado, todo lo contrario que ‘El Grinch‘ (‘How the Grinch Stole Christmas’, Ron Howard, 2000), un auténtico bombazo en Estados Unidos gracias a la popularidad que allí poseen los libros del Dr. Seuss, pero que no encontró respuesta fuera de sus fronteras. A pesar de su gran éxito monetario personalmente considero la cinta navideña como una de las peores tanto del director como del actor, que no parece encontrar techo a su abanico de excesos gestuales. La seguiría otra oda a su sobreactuación, ‘Como Dios‘, de nuevo a las órdenes de su amigo Tom Shadyac y compartiendo cartel con dos valores cómicos como Jennifer Aniston y Steve Carell, además de la divina presencia de Morgan Freeman, logrando el que sería su último bombazo de taquilla. Ni la visualmente rica, y heredera del mejor Burton, ‘Un Serie de Catastróficas Desdichas‘ (Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events’, Brad Silverling, 2004) ni ‘Dick y Jane: Ladrones de Risas‘ (‘Fun with Dick and Jane’, Dean Parisot, 2005) consiguieron ser más que correctos éxitos que ya dejaban ver el desinterés que despertaba entre el público. En 2014 la necesidad de un nuevo éxito hizo que volviera a reunirse con los Farrelly -tan necesitados como él- y Jeff Daniels para realizar la secuela tardía ‘Dos Tontos Todavía más Tontos‘, quedando en todos los aspectos muy lejos de la original.

© Focus Features

© Focus Features

A la par el actor se arriesgó con productos más arriesgados, siendo los más destacables esa bonita aproximación al cine de Capra llamada ‘The Majestic‘ (‘The Majestic’, Frank Darabont, 2001) y la historia basada en hechos reales donde narra la historia de amor entre dos homosexuales ‘Phillip Morris ¡Te Quiero!‘ (‘I Love You Phillip Morris’, Glenn Fiqarra y John Requa, 2009) y en que logra una muy creíble química con Ewan McGregor. Ahora bien, si hay una película que merece pasar a los anales de la Historia de la misma manera que lo hizo ‘El Show de Truman’ años antes es ‘¡Olvidate de Mi!‘ (‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’, Michel Gondry, 2004). La imaginación de Phillip Kaufman bien trasladada por el director francés dieron vida a una de las mejores historias de amor que existen. Jim Carrey volvió a dejar sin palabras a todos mediante una interpretación contenida y sobrecogedora, a la altura de los más grandes, creando una pareja inolvidable junto a Kate Winslet. Fue una injusticia que los Premios le dieran la espalda por el que es, para el que esto firma, el mejor papel de su carrera.

Su nombre ha dado más de hablar en la actualidad por el fatídico desenlace de su última pareja, Cathriona White, y por el aspecto bastante desmejorado que muestra. Su próximo proyecto es un thriller criminal que abre la posibilidad a que no volvamos a verle realizar tantas muecas. Sea como sea, siempre lo consideraré como uno de los actores con los que más he disfrutado, capaz de robarme tantas lágrimas como carcajadas.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Acerca de Ramón Cervantes (18 Artículos)
Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s