Últimos Artículos:

¡Ave, César!

‘Los Coen visitan los años dorados de Hollywood’

Dirección: Ethan Coen y Joel Coen| Guión: Ethan Coen y Joel Coen | Reparto: Josh Brolin, George Clooney, Scarlett Johansson, Alden Ehrenreich, Tilda Swinton | Fotografía: Roger Deakins | Música: Carter Burwell | Año estreno: 2016

Si por algo se caracteriza el cine de los Hermanos Coen es por su particular visión de la América del S. XX. Como si de unos cronistas se trataran, lo hermanos cinematográficos más famosos de Estados Unidos han realizado a lo largo de su filmografía un retrato de su país con un tono cercano al absurdo, lleno de personajes pintorescos, extravagantes e incluso icónicos -como es el caso de El Nota- donde, además, han tocado todos los géneros cinematográficos posibles. En su última película han escrito una carta de amor al cine de los años 50 sin renunciar a su particular estilo. Un plano podría describir perfectamente el argumento del film. El protagonista, Eddie Mannix, camina en solitario por un plató de cine que representa el monte Gólgota donde Jesús fue crucificado. Al igual que el hijo de Dios, Mannix vive su propio Vía Crucis personal como responsable del estudio de Hollywood Capitol Films. Él es el encargado de salvaguardar los escándalos de las estrellas e impedir que nada manche la imagen de ninguna de ellas ni del estudio. Su trabajo se complica cuando el protagonista de su última gran producción bíblica, ‘Ave, César’, desaparece misteriosamente.

‘¡Ave, César!’ podría ampliar esa famosa trilogía idiota que lo Coen comenzaron junto a George Clooney allá por el 2000 con ‘O, Brother’, y que continuaron con ‘Crueldad Intolerable’ y ‘Quemar después de leer’. En su última colaboración convierten lo que parece un oda al cine clásico en una sátira con estilo noir. No son pocas las veces que se ha utilizado a Hollywood para narrar una historia, entre las más memorables se encuentran ‘El Crepúsculo de los Dioses’ (‘Sunset Boulevard’, Billy Wilder, 1950), ‘Cantando Bajo la Lluvia’ (‘Singin´ in the Rain’, Stanley Donen y Gene Kelly, 1952) y ‘Cautivos del Mal’ (‘The Bad and the Beautiful’, Vincente Minelli, 1952), cintas con las que la presente tiene en común el criticar vilmente el sistema de estudios que por aquel entonces imperaba, aunque en el caso presente sea de forma más paródica. Los Coen no desperdician la oportunidad de rememorar grandes títulos del cine mediante los géneros que por aquel entonces reinaban en las taquillas -el cine de romanos, el musical, el melodrama, el western- y, de paso, lanzar dardos envenenados contra la industria, a la que retratan como un instrumento capitalista de marcado carácter moral y conservador.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Tal vez el punto flaco esté precisamente en ese empeño por querer representar todos los géneros populares y que los personajes que aparecen en ellos tengan un papel de importancia en la trama principal. En algunos casos, como el del actor emergente, lo consiguen, mientras que otros parecen insertados como mera excusa para reírse del sistema de por aquel entonces. Aparte de ello la pareja de hermanos vuelve a demostrar su magnífico dominio en el terreno narrativo. Fieles a sí mismos las secuencias irradian elegancia, originalidad y un tempo sosegado que permite respirar a la trama, claro que en esta ocasión lo que más luce son las secuencias metacinematográficas donde homenajean/parodian películas clásicas mediante un acabado visual que respeta al pie de la letra el estilo de la época -esplendoroso technicolor inclusive- y para el que vuelven a contar con el gran Roger Deakins como director de fotografía. A nivel argumental no dejan títere con cabeza dentro del cine, desde el protagonista hasta el director, pasando por el montador y llegando hasta la prensa amarilla, representada de manera brillante a través de dos gemelas.

Si hay un rasgo que reinó dentro del sistema de estudios fue el de utilizar grandes repartos para los films más importantes, cosa que los Coen también han respetado al reunir un cast de caras conocidas. A sus habituales Clooney, Brolin, y McDormand -en un breve pero memorable rol- se unen Alden Ehrenreich, Ralph Fiennes -como un cruce entre Laurence Olivier y Mankiewicz-, Jonah Hill, Alison Pill y un cada vez más sorprendente Channing Tatum. Scarlett Johansson -tan resplandeciente y divertida como desaprovechada- y Tilda Swinton también se reencuentran con los Coen, que incluso se atreven a reunir a los inmortales Christopher Lambert y Clancy Brown, aunque no compartan escena. Todos ellos dan vida a personajes fácilmente reconocibles como celebridades de por aquel entonces. Hay que decir que muchos de los nombres que encabezan el cartel podrían ser considerados meras apariciones especiales, pero eso no resta a una película que, a pesar de no estar a la altura de las mejores obras de sus creadores y las risas sean menores de lo esperado, ofrece una ración de buen cine.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Acerca de Ramón Cervantes (18 Artículos)
Granadino que desde temprana edad se hizo amante del Séptimo Arte. Entiendo la vida en Blanco y Negro, como una película de los años 20. El Cine, además de arte y entretenimiento, es una ventana dónde poder vivir mil vidas, descubrir nuevos mundos y reflexionar acerca del nuestro.

1 Trackback / Pingback

  1. Trumbo: La Lista Negra de Hollywood – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s