Últimos Artículos:

Del Revés (Inside Out)

‘Abrazando a la tristeza’

Dirección: Pete Docter y Ronnie Del Carmen | Guion: Pete Docter, Meg LeFauve y Josh Cooley | Reparto: Amy Poehler, Phyllis Smith, Richard Kind, Bill Hader, Lewis Black | Fotografía: Animación | Música: Michael Giacchino |  Año estreno: 2015

Larga vida a Pixar. Después de un decepcionante lustro plagado de inexplicables secuelas, precuelas y alguna cinta por debajo del nivel al que nos habían acostumbrado, el estudio de animación de John Lasseter regresaba a nuestras carteleras el pasado 2015 con una interesante premisa. Los responsables de joyas como ‘Ratatouille’ (‘Ratatouille’, Brad Bird, 2007) intentan el más difícil todavía, planteando la narración en torno a las emociones que conforman la personalidad de Riley, una niña de 11 años cuya vida se verá sometida a una vorágine de cambios que amenazan con romper con su hasta el momento armónica existencia. El resultado final no solo está a la altura de los mejores films de animación, sino que estamos ante una de las mejores películas de lo que llevamos de década.

‘Inside Out’ –de aquí en adelante prefiero omitir el simplón título en castellano– tiene el primero de sus múltiples aciertos en la caracterización de las propias emociones, auténticas protagonistas de la historia. Alegría y Tristeza ejercen de eje principal en la historia, bien acompañadas de las más esquemáticas pero efectivas Miedo, Ira y Asco. Precisamente esta es una película que destaca sobremanera por su capacidad para hacer del carácter grueso de sus personajes un factor sorprendentemente favorable. Alegría y Tristeza son elementos inicialmente antagónicos, pero a medida que avanza la historia se revelan como factores necesariamente complementarios en el desarrollo personal de la niña protagonista. La habilidad del guion para filtrar conceptos tan profundos como la pérdida de la inocencia en mitad de sucesivas escenas de mero carácter recreativo, es una de las muchas muestras de perfección en aquellos temas que Pixar ha ido cultivando en mayor o menor medida a lo largo de su estimable producción cinematográfica. Sin duda alguna estamos ante el título del mítico estudio de animación que logra un mejor equilibrio entre el contenido adulto de la historia y aquellas partes en apariencia más propias de la oferta habitual del género de animación mainstream. El otro gran acierto es la representación física de los recuerdos como una especie de frágiles perlas o tesoros, los cuales activan o estimulan en función de su connotación emocional determinados aspectos de la personalidad –representados ingeniosamente mediante islas temáticas–.

 

delreves3 copy

© Walt Disney Pictures

Hasta ahora, y este era un problema incluso presente en los mejores films de Pixar, se hacía evidente una diferencia abismal entre aquellas partes del metraje que planteaban la premisa y presentación de personajes –habitualmente de mayor profundidad argumental– y la recta final entregada prácticamente al mero carácter recreativo. Los casos en los que esa ruptura de tono era menos palpable los encontramos tanto en la cinta dirigida por Brad Bird –mencionada al comienzo de la crítica– como en la maravillosa última entrega de la saga ‘Toy Story’. Sin embargo, ‘Inside Out’ no solo carece de esa ruptura o cambio de tono acusado, sino que logra integrar a la perfección la radiografía emocional de un ser humano con una historia de aventuras con tono cómico y amable. La defensa de la tristeza como vehículo inherente a la búsqueda de la felicidad es uno de los mayores logros temáticos vistos hasta la fecha en el género del cine animado. Dentro del variopinto mundo que inunda la mente de Riley merece una mención especial Bimbo, amigo imaginario ya olvidado por ella y que ejerce de elemento alegórico de la introducción en la adolescencia y con ella en el mundo adulto, siendo ese el momento en el que abandonamos de manera casi definitiva el niño que un día fuimos.

Es prácticamente inevitable no conectar o encontrar paralelismos con el proceso de cambio que se muestra en esta película y el mismo tipo de proceso que prácticamente cualquiera de nosotros ha experimentado. Pixar se corona no solo como el mejor estudio con diferencia dedicado a la animación por ordenador, sino en el emblema de la narración universal de la conexión de los adultos con su infancia. Cuando los títulos de crédito aparecen uno no puede evitar sentir aquello que percibimos cuando hemos sido testigos de un momento emotivo en nuestras propias vidas. Como si de alguna forma Pixar cerrase el círculo emocional que iniciase tiempo atrás diciéndonos que teníamos un amigo en él, solo que en esta ocasión comprendemos que tenemos mucho más. Porque en esta historia además de muchos nuevos amigos tenemos un espejo diferente en el que nos podemos mirar.

delreves2 copy

© Walt Disney Pictures

Acerca de Samuel Martín (51 Artículos)
Cinéfilo hasta la médula, disfruto por igual una película de autor que la cinta más palomitera. ¿El único requisito? Que merezca la pena hablar de ella

1 Trackback / Pingback

  1. Buscando a Dory – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s