Últimos Artículos:

El Renacido

‘Lucha hasta tu último suspiro’

Dirección: Alejandro González Iñárritu| Guion: Mark L. Smith y Alejandro González Iñárritu | Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck | Fotografía: Emmanuel Lubezki | Música: Carsten Nicolai y Ryûichi Sakamoto | Basado en: Novela homónima de Michael Punke | Año estreno: 2015

Hay películas que buscan traspasar tanto su propia historia como el medio cinematográfico al que pertenecen, llegando a convertirse en una experiencia vital en sí misma. Iñárritu lo ha vuelto a hacer, ya que apenas un año después de alcanzar la excelencia con la vibrante ‘Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia)’ vuelve a poner patas arriba el mundo del cine actual. Al contrario que su anterior film –con grandes dosis de comedia y excentricidad-, en esta ocasión tiene ante sí el reto de afrontar una historia de alto contenido dramático y emocional. En concreto la historia de supervivencia y búsqueda de venganza del explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), el cual es abandonado a su suerte por sus compañeros de expedición tras sufrir el ataque de un oso grizzly. Puedo afirmar sin lugar a dudas que hablamos de una de las mejores experiencias que se pueden vivir en la actualidad en una sala de cine, ya que esta película es una vivencia única para nuestros sentidos.

Hay que aclarar en primer lugar que estamos ante la que probablemente sea la mejor utilización artística y técnica de un medio natural salvaje. El rodaje de la cinta que nos ocupa ha sido un infierno debido a las duras condiciones climáticas requeridas para la historia, pero todos los responsables de este film pueden darse por satisfechos del resultado final. La fotografía del mexicano Emmanuel Lubezki es espectacular a todos los niveles. El uso de la luz natural es impresionante, al igual que la capacidad de alternar la majestuosidad de los parajes nevados con el seguimiento intimista de los personajes. Especialmente magistral es el nivel de perfección de las escenas de acción, aderezadas con un uso apabullante del plano secuencia a través de una planificación precisa mediante el uso de steadicam. Imagen y sonido funcionan a la perfección para lograr sumergirnos en la naturaleza como pocas veces antes, creando un ambiente tan envolvente que podría pensarse que la presencia actoral corre el riesgo de quedar diluida ante tan asombroso escenario. No es así, recayendo la responsabilidad principal interpretativa sobre DiCaprio, en el que es probablemente su mayor reto como actor hasta la fecha. Aunque no falto de requerimientos dramáticos, el factor físico es determinante en su caracterización de Hugh Glass. Y no solo por el esfuerzo a nivel de movimientos e interacción con el medio natural hostil que realiza durante la mayoría del metraje, sino por su capacidad para mantener el tipo sosteniendo prácticamente en solitario grandes fragmentos de la cinta. No se arruga ante la necesidad de mantener la atención sobre su personaje sin grandes líneas de diálogo –pasando incluso muchas partes de la historia en un intenso silencio-, aunque es inevitable echar en falta un salto mayor en su capacidad para meterse en el personaje. No son pocas las veces en que, a pesar de sus visibles esfuerzos para resultar convincente, no terminamos de ver por completo una actuación redonda, algo quizás inevitable cuando se trata de este esforzado pero nunca brillante intérprete.

El renacido

© 20th Century Fox

Talento natural le sobra en cambio a Tom Hardy, cuyo personaje ejerce de némesis del encarnado por Leonardo DiCaprio. Su rol es fascinante a muchos niveles, ya que estamos ante el paradigma perfecto del pragmatismo y la autoconservación, concebidos desde una pasmosa frialdad que deriva en todo lo peor que puede hacer un ser humano. Da igual cuantos papeles vea del actor inglés, su capacidad para superarse parece no tener techo. Él es literalmente su personaje, en unos niveles de transmutación que rememoran al mejor Daniel Day-Lewis. Mención aparte para el también británico Domhnall Gleeson, tan sólido como de costumbre de sus numerosos papeles recientes. Volviendo a Hardy, solo queda esperar que siga sorprendiéndonos con más arriesgados y formidables papeles. Muchos de los méritos de que ‘El Renacido’ funcione por momentos como película de aventuras y persecución están su fascinante interpretación. Como lo están también en la capacidad de Alejandro González Iñárritu de alcanzar un difícil equilibrio entre la historia de pura persecución y supervivencia y los momentos más líricos y evocadores propios de maestros de la poesía visual como Andréi Tarkovski o Terrence Malick. A ello ayuda también la estupenda partitura musical compuesta a dúo por Carsten Nicolai y Ryûichi Sakamoto, la cual varía su tono en función del extremo argumental que toca la historia. Porque esta película es en ocasiones extrema en algunas de sus propuestas, pero es tal la pasión y brillantez con la que se llevan a cabo las escenas más arriesgadas que la sensación final que queda es la de encontrarnos con un film redondo, aún a pesar de que algunos elementos de su historia no sean del todo consistentes o pequen de cierta previsibilidad.

Es en definitiva una película perfectamente imperfecta, una de esas experiencias más grandes que la vida misma que logran trascender emocionalmente más allá de cualquier género o análisis lógico de su historia. Uno de esos casos únicos en los que se logra un extraño equilibrio desde elementos que habitualmente solo generan confusión o irregularidad, por no decir aburrimiento. Una prueba más de que aún podemos mantener la mente abierta cuando acudimos a una sala de proyección. Porque nunca se sabe cuándo será la próxima vez en que una película, tal como hace ‘El Renacido’, ponga a prueba los límites del séptimo arte.

El renacido

© 20th Century Fox

Acerca de Samuel Martín (51 Artículos)
Cinéfilo hasta la médula, disfruto por igual una película de autor que la cinta más palomitera. ¿El único requisito? Que merezca la pena hablar de ella

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. El Renacer de DiCaprio – Última Toma
  2. Nadie Rescató a Michael Cimino – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s