Últimos Artículos:

La Magia del Revival (Parte 2)

Seguimos con nuestro particular homenaje al fenómeno revival. Si ya leísteis una primera entrega hace unos días, aquí os presentamos la segunda, con personajes como Mad Max, el Juez Dredd, Indiana Jones y… unas “iguanas grandotas”.

¿Quién de entre los lectores no conoce ya la trilogía ‘Mad Max’? Hace un año probablemente menor número, pero desde el estreno de la nueva película creo que ha dejado de ser un tema tabú. Hay que concretar que tanto las películas antiguas como la actual han sido escritas y dirigidas por la misma persona, George Miller, lo que supone pensar y aceptar en su gran creatividad y en su obra de autor. Bastante más beneficios obtuvo en su momento Mel Gibson, que antes de cumplir los 25 años y de que se embarcara en películas históricas (‘Braveheart’‘La Pasión de Cristo’ o ‘Apocalypto’) era uno de los actores mejor consolidados en la categoría de acción con títulos como los de esta primera trilogía o por ‘Arma Letal’, por ejemplo. Para la película del año pasado ‘Mad Max: Furia en la Carretera’ –de la que hemos realizado la crítica también–, el señor Miller no iba a poder contar con el envejecido Mel, pero tuvo el acierto de contar con uno de los actores más de moda del momento, Tom Hardy, que realiza una muy buena interpretación del personaje Max Rockatansky, más asentado y mejor interpretado que en las películas originales. En el momento del estreno parecía que el director se iba a animar a hacer otra entrega más para la saga, pero a día de hoy existen muchas dudas al respecto. Espero que la de 2015 no sea la última película que hemos podido ver de este personaje.

© Roadshow Entertainment

© Roadshow Entertainment

Una de las películas que recuerdo haber visto en los cines durante mi juventud es ‘Juez Dredd’ (‘Judge Dredd’, Danny Cannon, 1995), interpretada por Sylvester Stallone y en la que tenían cabida actores como Rob SchneiderDiane Lane o Armand Assante. Fue un auténtico fracaso comercial en su época y sumió a Sylvester en una importante crisis interpretativa que perduró casi diez años. En 2012, llegó de nuevo a la gran pantalla ‘Dredd’, una nueva historia para un nuevo personaje, más parecido al del cómic, que nada tenía que ver el con el de Sylvester. A Karl Urban (‘El Señor de los Anillos’‘Las Crónicas de Riddick’) le tocó interpretar al Juez –creo que este rol aún le queda grande, le faltó personalidad para hacerlo suyo– y Lena Headey (‘Juego de Tronos’‘300’) se pone en el papel de su más letal oponente. Dirigida por Pete Travis, pasó bastante desapercibida en taquilla, aunque creó una base importante de fans que han reclamado una secuela en repetidas ocasiones. Incluso han pedido una serie de televisión, de mayor duración que un largometraje, que muestre al Juez en acción. No obstante, los malos resultados en taquilla lastran bastante para tomar cualquier decisión al respecto. Personalmente, no esperaba que fuera la película del año, pero sí algo más de notoriedad, teniendo en cuenta que contaba con Alex Garland como guionista y productor –ya había aparecido en los títulos de crédito de ’28 Días Después’‘Sunshine’ y ’28 Semanas Después’–.

© Entertainment Film Distributors / © Lionsgate

© Entertainment Film Distributors / © Lionsgate

En el caso de Indiana Jones, Steven Spielberg pensó durante muchos años la forma para convencer a Harrison Ford de que volviera a la saga y lo consiguió de la peor manera, con una película entretenida pero muy inferior a las tres anteriores. ‘Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal’ fue tan placentera como desagradable, en el sentido de que gustó muchísimo ver a “Indi” de nuevo con su clásico sombrero Fedora y su látigo, pero no gustó demasiado la historia y mucho menos el desenlace, insuficientes teniendo en cuenta las buenas obras que precedían a esta. Personalmente, me quedaría con los primeros veinte o treinta minutos y el resto lo reharía. En taquilla obtuvo buenos resultados, no por ser una gran obra, sino por –como he señalado anteriormente– las ganas de ver a Jones en pantalla de nuevo. En caso de haber sido mejor, podría haber conseguido una mayor recaudación -800 millones es muy buena cifra, pero comparada a las que han obtenido otras películas en los últimos años se hace corta- y la posibilidad de elaborar alguna otra película en estos últimos años. Teniendo en cuenta que Ford ya ha cumplido 73 años va a ser difícil que vuelva a interpretar al personaje, habrá que confiar en Shia LaBeouf (parecía que Shia iba a quedarse con todo el protagonismo para futuras entregas, pero después de su aparición en pantalla dudo que ocurra esto) como su sustituto o en cualquier otro sobre el que recaiga el peso. Tendremos que guardar en la memoria el magnífico largometraje ‘En Busca del Arca Perdida’, porque no creo que vuelva a repetirse una obra tan buena como esta para la misma saga.

© Paramount Pictures

© Paramount Pictures

Que ‘Jurassic World’ (‘Jurassic World’, Colin Trevorrow, 2015) iba a obtener buenos resultados en taquilla no estaba claro pero parecía lógico y normal. Que iba a obtener esos magníficos resultados creo que nadie se atrevía a firmarlo hace un año. Se ha colocado como la tercera película más taquillera de la historia, tan sólo por detrás de ‘Avatar’ y ‘Titanic’, ambas dirigidas por James Cameron. Además de recrear muy bien el espíritu aventurero de la primera película, lo consigue con dos protagonistas bastantes carismáticos, sobre todo en el caso de Chris Pratt. La sombra de Sam Neill como el Doctor Alan Grant era demasiado alargada incluso para Jeff Goldblum, pero este actor tan de moda –protagonista en ‘Guardianes de la Galaxia’ (‘Guardians of the Galaxy’, James Gunn, 2014)– ha conseguido en un sólo intento que el público olvide el escepticismo previo y confíe en esta saga. He de recordar que se ha comentado que esta nueva película va a tener una secuela, que se estrenará el 2018, y posiblemente otra más en función de los resultados obtenidos. El problema principal que puede surgir es que el próximo largometraje no obtenga tan buenos resultados como el primero, es más, incluso que no obtenga verdaderos beneficios. Así paso con la primera trilogía: todos conocemos el resultado de la primera película, así que me voy a permitir no comentar nada. La segunda y la tercera no son tan buenas películas, perdieron en calidad y en recaudación -sobre todo esta última-, condenando a la saga para siempre.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Creo que en el futuro probablemente continúe esta tendencia y se sigan produciendo y estrenando películas que mucho tienen que ver con otras estrenadas anteriormente. Si bien, personalmente, prefiero ver nuevas historias y nuevos personajes, no me importa asistir al cine para ver una película con una historia que ya conozco. Los casos anteriormente descritos entrarían en esto que comento. El revival es, claramente, una hoja de doble filo: si bien sirve para acercar a nuevas generaciones, puede sembrar la nostalgia en las generaciones anteriores que habían asistido a los anteriores estrenos de las sagas. También puede ocurrir que los seguidores más puristas no acepten los nuevos cambios implantados y su interés desaparezca, o que las expectaciones creadas por los seguidores sean mayores que lo que ofrece la película en cuestión. En cualquier caso, en el riesgo está el placer.

Acerca de Joaquín Guerrero (35 Artículos)
Graduado en Información y Documentación por la Universidad de Granada. Además, desarrollador de aplicaciones informáticas. Me gusta el cine -obviamente-, la música -rock y heavy-, montar en moto y salir con amigos. También me gusta la cerveza alemana...

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s