Últimos Artículos:

The Walking Dead T.2

‘Rebelión en la Granja’

Showrunner: Glen Mazzara | Dirección: Ernest Dickerson, Greg Nicotero, Guy Ferland | Guion: Glen Mazzara, Scott M. Gimple, Robert Kirkman | Reparto: Andrew Lincoln, Jon Bernthal, Scott Wilson, Norman Reedus, Sarah Wayne Callies | Música: Bear McCreary | Basado en: The Walking Dead, cómic escrito por Robert Kirkman y dibujado por Tony Moore | Año estreno: 2011

El mundo tal como lo conocíamos no existe pero ¿mantener nuestra humanidad? Eso es una elección.” Pues, al fin y al cabo, si hay algo que define quiénes somos, son nuestras elecciones. Grandes citas como la anterior florecen en una segunda temporada que nos trae una  plétora de conflicto y discusión sobre moral, ética, y naturaleza humana enmarcadas en un trasfondo de horror post-apocalíptico. Ésta empieza a parecerse en ese sentido, al cómic original de Robert Kirkman, haciendo énfasis en las historias humanas; cómo aceptan la realidad, cómo gestionan el dolor de la pérdida en cualquiera de sus múltiples formas o la elección entre valentía o cobardía. En definitiva, la disyuntiva entre vivir o morir.

Acompañamos en ésta ocasión a un Rick Grimes que ha asumido la responsabilidad del liderazgo del grupo de supervivientes. Un Rick que ha decidido que el bienestar y la seguridad de aquellos a su cuidado, depende exclusivamente de él. Un ascenso al poder que no será recibido sin oposición o dudas de su aptitud, creando de ésta manera el caldo de cultivo perfecto para el drama. Pues durante esta segunda temporada, gracias al aumento de seis a trece capítulos, vamos a tener la oportunidad de sumergirnos en las mentes y corazones de los personajes con mayor libertad que en la temporada anterior. Éste incremento trajo consigo la llama de la discordia, y encendió un fuego entre los ejecutivos de la cadena y el mismo Frank Darabont, el cual no aceptó las demandas de llevar a cabo el proyecto aumentando el número de episodios y recortando el presupuesto para su realización. A nivel creativo, él deseaba introducir nuevas líneas narrativas con una mayor carga de acción; más acción significa más dinero que los ejecutivos obviamente no estaban dispuestos a proporcionar. El resultado final como podemos observar es un bloque central de episodios hieráticos, financieramente asequibles y el grueso presupuestario invertido en los episodios finales. Dichas tensiones tuvieron como desafortunada conclusión el despido de Frank Darabont, siendo reemplazado por Glen Mazzara como nuevo showrunner.

© AMC

© AMC

El grupo de supervivientes abandona los restos del Centro de Control de Enfermedades en Atlanta y cambian su destino a Fort Benning cuando sus planes se ven truncados por una serie de incidentes que por casuística terminan llevándolos hasta la propiedad de Hershel Greene (Scott Wilson), en la cual se desarrolla el grueso de la temporada. El bucólico cuadro de la granja Greene es un paraíso vallado y capaz de autoabastecerse habitado por la familia Greene, compuesta por Maggie (Lauren Cohan) y Beth Greene (Emily Kinney), hijas de Hershel, y un pequeño grupo de amigos a los que el cabeza de familia acogió bajo su protección. Como curiosidad, las semejanzas entre la granja Greene y la granja de la película ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ (‘Night of the Living Dead’, Tom Savini, 1990) -remake del original de George A. Romero- merecen ser nombradas, aunque fueran fruto de las fuerzas del azar. La introducción de nuevos personajes y trasfondos va a enriquecer considerablemente la narrativa empobreciendo y descuidando simultáneamente la acción.

Hablando de trasfondo, guionistas y directores de nuevo usan el marco de desarrollo de la granja como un personaje silencioso. Acogiéndolos tras la protección de sus vallas, el aislamiento de su geografía, el abastecimiento con sus animales y suministros es reminiscente de una forma de vida ya obsoleta, creando en consecuencia una falsa sensación de seguridad. Es el último reducto de civilización que conecta a los personajes con los valores morales de la anterior sociedad y de manera paralela se convierte en una rémora al prorrogar su adaptación al nuevo paradigma. Pues la crisis que viven cumple la función de convulsionar los arraigados valores pasados en vista a alcanzar la transformación que los acondicione para la supervivencia. Mientras parte de los personajes luchan por agarrarse a aquello que les es seguro y familiar, otros consideran que lo seguro y familiar es un lujo que ya no se pueden permitir. Los personajes pivotan entre la lógica maquiavélica y el relativismo moral, y el buenismo idealista del que tienen que desprenderse y superar.

© AMC

© AMC

La introducción de nuevos personajes de la que hablábamos antes crea nuevas líneas y explora nuevas situaciones. Cómo los vínculos emocionales se convierten en una fortaleza y una debilidad, la toma de decisiones pasa de la cotidianeidad a vida o muerte y la compasión y empatía son un riesgo o un lastre. La exposición a circunstancias cada vez más extremas endurece el carácter y los aclimata al tiempo que trae el riesgo de total insensibilización hasta convertirles en aquello que temen. El sacrificio definitivo es la humanidad de los personajes a cambio de su supervivencia, cosa que algunos más que otros parecen estar dispuestos a entregar. Observamos según se desarrolla la temporada, cómo los personajes que en la sociedad anterior llamaríamos inadaptados, marginados o delincuentes son los que mejor encajan en el mundo encrudecido que esta serie nos presenta. Como recurso narrativo en ese hierático bloque central de episodios se ha usado como línea central dramática el ya muy manido conflicto de triángulo amoroso compuesto por dos machos alfa de actitud adolescente motivada por la testosterona.

Hasta que alcanzamos el muy esperado final en el que la tranquilidad y el ya nombrado hieratismo de la granja desaparecen, comienzan las revelaciones y los momentos de intensa acción y sobrecogimiento emocional en un episodio de dimensiones de superproducción cinematográfica. En este deciden por alguna razón centrar la acción de una temporada entera en una traca de fin de fiestas que muestra a un Rick ya transformado y trastornado y deja entrever un anticipo de lo que será la temporada siguiente. Centrándose principalmente en la dualidad simbólica entre el pasado y el presente. El refugio familiar, tranquilo y seguro que era la granja que en el pasado podría haber sido un bastión que simbolizaba la independencia, la libertad y la autosuficiencia ha demostrado ser un riesgo pues los ancla en principios ya obsoletos y anticuados. Vislumbrar entre la bruma la prisión desde la situación vulnerable de desamparo y desprotección en la que se hallan trae esperanza a sus corazones cuando en el pasado esa visión infundía miedo en las almas de los hombres. Solían ser esclavos de su pasado, y ahora sueñan con un futuro como presos.  Preparaos que ahora viene lo bueno.

© AMC

© AMC

Acerca de Esther Tejedor (8 Artículos)
No encontré mi lugar en la realidad hasta que descubrí la fantasía.

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s