Últimos Artículos:

El Ministerio del Tiempo T.1

‘El Ministerio del Tiempo: una puerta a otra ficción’

Showrunner: Javier Olivares y Pablo Olivares | Dirección: Marc Vigil, Abigail Schaaff, Jorge Dorado | Guion: Javier Olivares, Pablo Olivares, José Ramón Fernández | Reparto: Rodolfo Sancho, Aura Garrido, Nacho Fresneda, Cayetana Guillén Cuervo, Jaime Blanch | Música: Darío González Valderrama | Año estreno: 2015

‘El Ministerio del Tiempo’, una serie de ciencia ficción con altas dosis históricas, es ya todo un fenómeno de la ficción actual española. Las aventuras protagonizadas por Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda fue la gran apuesta de TVE española después de ‘Isabel’, serie que levantaron los  hermanos Pablo  y  Javier  Olivares,  los  mismos  que  han  creado  la  primera temporada de esta sobresaliente ficción y que ha sido el último proyecto de Pablo, fallecido en noviembre de 2014 después de una larga lucha contra el ELA. Este ministerio es un organismo secreto que depende directamente del estado español y su función es velar por la seguridad de la historia de España, que ha de mantenerse intacta. En un mundo movido por el interés cualquiera puede acceder a las puertas del tiempo y cambiar la historia a su antojo valiéndose del efecto mariposa. Las patrullas del ministerio, formada por personas sobresalientes de todas las épocas, tendrán que mantener sus vidas en su momento histórico a la vez que vienen a 2015 para cumplir con las misiones que les encarga el jefe del ministerio, interpretado por Jaime Blanch. Ante toda esta parafernalia que bien podría parecer una novela de Phillip K. Dick traída a contexto español, lo que demuestran los guionistas de este país es que cualquier trama es buena si hay un guion sólido detrás, y ‘El Ministerio…’ lo tiene. No es una serie dirigida exclusivamente a  expertos de la  ciencia ficción, siquiera es  una recreación simplemente histórica, es una serie para los amantes de las series. La primera temporada es para todo aquel que quiera ver contenido de calidad sin prejuicios a lo histórico, lo increíble o, incluso, a lo español.

Además, la  ficción  más  influyente del  pasado  año  en  nuestro país,  va  un  paso  más  allá convirtiéndose en el primer contenido transmedia que se hace en España de tal envergadura y con tanto nivel de acogida. Ministéricos y cayetaners –los dos movimientos fandom de la serie- pueden completar la historia de cada capítulo con diferentes contenidos como son ‘Los archivos del Ministerio’, un documental capitular a modo de making of en el que actores y equipo técnico desglosan las épocas históricas tratadas en cada episodio de la serie o ‘La Puerta del Tiempo’ un programa, también capitular, de entrevistas temáticas dedicadas a cada actor en el que el público puede enviar sus preguntas. Este punto de interactividad y contacto con el público es algo que la serie aprovecha de manera magistral, sobre todo a través de redes sociales como en el inédito caso de ‘Los Becarios del Ministerio’, un grupo de WhatsApp muy reducido en el que los fans más activos de las redes sociales son incluidos y los responsables de ‘El Ministerio…’ mandan información privilegiada con objeto de aprovechar aún más los recursos de la red. Además, hay un foro de debate histórico donde participa la  audiencia, pero también los productores de la serie, con objeto de atender a las propuestas de sus fans y perfeccionar aún más la ambientación de la serie. Por supuesto, cada personaje tiene un perfil de ‘Instagram’, ‘Facebook’ y ‘Twitter’ que se actualiza constantemente, sobre todo durante las emisiones de los capítulos confesando sentimientos, emociones y pensamientos que se les venían a la cabeza en el momento en el que estaban viviendo la trama del episodio en cuestión. Por último, en ‘Formación Básica para Funcionarios’ los ministéricos encontrarán un cursillo de capítulos de menos de un minuto para formarse como miembros de patrullas del ministerio.

© Televisión Española

© Televisión Española

Pero el fenómeno fandom de la serie no acaba en lo que propone TVE, sino que los propios espectadores han ido creando contenidos que cuentan con el beneplácito de los creadores. Un juego de rol oficial, un generador de certificados que demuestra que el ministérico forma parte de una patrulla, vídeos, podcast, el subtitulado en inglés de la serie –que es seguida desde países como Inglaterra-, gifs en Tumblr de todos los colores y hasta un movimiento artístico, el Fan Art, donde aficionados y diseñadores gráficos hacen cartelería alternativa, dibujos e incluso cómics con los protagonistas de la serie.

Sin embargo, no todo el camino que ha recorrido ‘El Ministerio del Tiempo’ ha sido un lecho de rosas, en marzo del pasado año y después de la emisión de tres capítulos, TVE anunciaba la cancelación de la serie por tener un coste demasiado elevado para una audiencia de unos dos millones y medio de personas. Fue entonces cuando la audiencia se puso en pie reivindicando la necesidad de continuar con las aventuras de la patrulla con un movimiento tal en las redes que se demostró que hoy en día los audímetros no tienen sentido como instrumento de medición de audiencias, y que una buena parte de los fans seguían la serie por internet. No obstante, la noche del 16 de marzo –la de la emisión del capítulo 4, el primero tras el anuncio de cancelación- la comunidad fan encendió la televisión para deleitarse con los 70 minutos de esa semana, subiendo así los índices de audiencia y provocando que  televisión española anunciara que finalmente la serie sería renovada para una segunda temporada –fechada para 2016-. Los datos definitivos de audiencia hablan de una media de dos millones y medio pero consta que hay muchos más ministéricos repartidos por otros países o que, viviendo en España, la siguen por internet.

© Televisión Española

© Televisión Española

A nivel temático, la serie está estructurada para un público de un nivel cultural más alto que lo que nos tiene acostumbrados la ficción española. El humor y las referencias hipertextuales son la  base  de  del  funcionamiento de  la  serie,  las  apariciones  estelares  de  Michelle  Jenner, representando una vez más a Isabel la Católica o Jordi Hurtado en el papel de sí mismo, establecen una relación especial con el espectador conocedor de este tipo de contenidos. Además, referencias a literatura y arte –el capítulo final dedicado a Buñuel, Dalí y Lorca en la Residencia es sencillamente espectacular-, así como la recreación de personajes históricos como Himmler o el inquisidor Tomás de Torquemada, hacen de cada capítulo una aventura de una calidad estética y narrativa asombrosa.

En definitiva, ‘El Ministerio del Tiempo’, ha seguido la estela de la alta ficción de nuestro país como ‘Isabel’ o ‘Águila Roja’, pero añadiéndole la inteligencia de saber tratar al público cara a cara –o tuit a tuit-, con aciertos como convertir en Community Manager a un profesor de historia con alta actividad en las redes o, simplemente, saber escuchar lo que quiere la audiencia y cómo lo quiere, dándole tal complejidad a la ambientación que especialistas en historia no han tenido otra que quitarse el sombrero. Y, por supuesto, los que disfrutamos siempre de una buena serie, sea cual sea la temática, hemos tenido que hacer lo propio y rendirnos ante la calidad que nos ofrece, a destellos, la ficción española.

© Televisión Española

© Televisión Española

Acerca de Laura Pacheco (29 Artículos)
Adicta a las series, al cine y a los viajes. Soy un desastre ordenado.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. La Industria de Series Británica, Dios Salve a la Reina – Última Toma
  2. El Ministerio del Tiempo T.2 – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s