Últimos Artículos:

¿Qué Fue de la Guerra Fría?

Aprovechando que se ha estrenado ‘El Puente de los Espías’ (‘Bridge of Spies’, Steven Spielberg, 2015) hace pocas semanas, vamos a repasar aquellos títulos que han tratado directa o indirectamente el conocido conflicto denominado Guerra Fría. Este período histórico abarca desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta la disolución de la Unión Soviética, concretamente desde 1947 hasta 1991. Algunos historiadores coinciden en que la Guerra Fría se dividió en cuatro etapas, cada una ocupando una década en el tiempo aproximadamente. Así pues, las películas que vamos a tratar están incluidas en el segundo período de esta etapa de la historia, quizá el período de mayor pánico en cuanto al inicio de la Tercera Guerra Mundial se refiere.

Esta primera obra mencionada anteriormente se corresponde con la cuarta colaboración para la gran pantalla entre Tom Hanks y Steven Spielberg. Anteriormente, ambos habían coincidido en ‘Salvar al soldado Ryan’ (‘Saving Private Ryan’, Steven Spielberg, 1998), ‘Atrápame si puedes’ (‘Catch Me If You Can’, Steven Spielberg, 2002) y ‘La terminal’ (‘The Terminal’, Steven Spielberg, 2004), estableciendo una buena relación que se mantiene hasta nuestros días. Tom Hanks, cercano a cumplir la sesentena, se resiste a pasar al olvido y ceder terreno a actores más jóvenes que él gracias a unas buenas interpretaciones en los últimos años. En esta película demuestra que aún tiene cuerda para rato y que aún puede y debe elegir papeles de protagonista y recibir críticas positivas, además de nominaciones y premios. Si hace un par de años realizó una más que buena caracterización de su personaje en ‘Capitán Phillips’ (‘Captain Phillips’, Paul Greengrass, 2013), en esta ocasión no se ha quedado nada lejos dando vida al abogado James B. Donovan, famoso por realizar la defensa del espía ruso Rudolf Abel en 1957. Si bien durante los años 90 Tom demostró una confianza abismal sobre sus capacidades interpretativas, veinte años después exhibe toda la experiencia obtenida durante su carrera cinematográfica cada vez que aparece en la gran pantalla.

© 20th Century Fox

© 20th Century Fox

La segunda obra de la que vamos a hablar es ‘K-19: The Widowmaker’ (‘K-19: The Widowmaker’, Kathryn Bigelow, 2002) -no consigo entender cómo no tradujeron un título tan sencillo como este en vez de dejar el original-. Dirigida por la ganadora del Oscar a mejor directora y ex-esposa de James Cameron, esta película cuenta la travesía de un famoso submarino ruso, el K-19, que durante su construcción deja viudas a bastantes cónyuges de soldados rusos -de ahí su apodo-. El submarino es lanzado al mar en 1961 en misión de prueba, por lo que la acción se va a desarrollar en el interior del submarino nuclear en gran parte del largometraje, mostrando la buena relación que tiene la tripulación con el oficial Mikhail Polenin (Liam Neeson), el cual es depuesto de su cargo y sustituido. Aquí juega un importante papel el nuevo Capitán Alexei Vostrikov (Harrison Ford), respetado por sus superiores pero no por los demás.

© New Films International / © Paramount Pictures

© New Films International / © Paramount Pictures

El tercer largometraje que he incluido en este reportaje es ‘El buen pastor’ (‘The Good Shepherd’, Robert De Niro, 2006), protagonizada por Matt Damon y en la que se cuenta cómo y por qué se creó la CIA, la Agencia Central de Inteligencia del gobierno de los Estados Unidos. Es una película de bastante duración y que se hace lenta y pesada en diversos momentos, conteniendo diversos saltos temporales entre 1930 y 1960 (período entre la formación CIA a partir de la OSS -Oficina de Servicios Estratégicos- y el inicio de la Guerra Fría) que, en mi opinión, son innecesarios y forzados, posibilitan perder el gusto y comprensión por la parte de la trama que dejan atrás. El señor Damon realiza una buena pero débil interpretación, a la que hay que unir la de su pareja  en la ficción: Angelina Jolie. La poco aceptada hija de Jon Voight empezó a hacerse querer con títulos como este. En esta película en concreto deja de ser ella por un momento -dedicarse a tratar de seducir continuamente- y se dedica a interpretar al personaje que se le ha asignado. Junto a ellos encontramos a Alec Baldwin -pasando prácticamente inadvertido-, William Hurt, Joe Pesci -que realiza otra corta pero meritoria interpretación más- o Michael Gambon.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

También voy a incluir ‘Trece días’ (‘Thirteen Days’, Roger Donaldson, 2000), película que analiza la crisis de los misiles en Cuba en Octubre de 1962. Es la primera de las películas analizadas cuyo hecho histórico es conocido muy bien por cualquier persona a la que guste la historia contemporánea. Creo que es una buena película que reproduce fielmente los acontecimientos ocurridos durante esos trece días, pero no así la tensión y el sentimiento generalizado de que podía iniciarse la Tercera Guerra Mundial en cualquier momento. Por varios testimonios de la época, es sabido que cuando el Presidente John Fitzgerald Kennedy comunicó la noticia, se vivieron momentos altamente tensos en el seno del gobierno estadounidense por las medidas que habían sido iniciadas por el gobierno de la URSS, mientras que el largometraje sólo consigue mostrar ese ambiente a partir de la mitad. En este sentido, he de comentar que los tres intérpretes principales se muestran bastante tranquilos durante la primera mitad del largometraje y conforme van ocurriendo los sucesos su tensión aumenta. Al principio da la impresión de que a Bruce Greenwood se le queda algo grande el personaje de JFK, pero conforme pasan los minutos esa sensación cambia y parece sentirse agusto. Mucho más tranquilo y cómodo está Steven Culp en la piel de Robert F. Kennedy, Fiscal General de los Estados Unidos, quien tiene gran importancia a pesar de ser el tercero en discordia. Por su parte, Kevin Costner realiza un papel similar al que nos tenía acostumbrados durante finales de los 80 y parte de los 90: un personaje con un aire entre detective y abogado, desmostrando confianza y liderazgo, aunque parece querer repetir personajes interpretados anteriormente por él mismo.

© New Line Cinema

© New Line Cinema

Por último, he querido incluir una película en un tono humorístico que se hizo muy famosa en su década y hoy día no es apenas referenciada ni recordada. Es ‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’ (‘Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb’, Stanley Kubrick, 1964), una obra que sirvió para encumbrar a Peter Sellers, que interpretó a tres personajes en la misma: el Presidente de los Estados Unidos Merkin Muffley, el Capitán Lionel Mandrake y el Dr. Strangelove, cada uno con una personalidad más extraña y divertida que la anterior -queremos recordar que, apenas un año antes, estrenó ‘La pantera rosa’ (‘The Pink Panther’, Blake Edwars, 1963), película definitoria y definitiva de su gran sentido del humor-. Volviendo al largometraje que nos ocupa, se nos muestra el miedo que sentían los militares americanos ante el poderío comunista de la Unión Soviética, queriendo lanzar misiles en su contra de cara a quedar como única potencia mundial. Es una clara crítica a la situación que se vivió durante la crisis de los misiles en Cuba -aconsejo ver la película anterior para entender esto que comento- por la que dos países quisieron, por momentos, sumir al resto del mundo en otra guerra mundial. Particularmente el alto mando militar americano, que no tenía reparos en manifestar su conformidad con respecto a un enfrentamiento directo entre los dos países.

© Columbia Pictures

© Columbia Pictures

Este tipo de cine, el histórico, siempre nos ha acompañado a lo largo de las distintas décadas de los siglos XIX y XX. Puedo asegurar que tiene una ventaja añadida: a parte de mostrarnos ciertos hechos tal y como ocurrieron en la realidad, -los que no los hemos podido vivir lo agradecemos- podemos ver bastantes actores realizando interpretaciones como en cualquier otra película, sea la temática que sea. Espero que en un futuro cercano se vuelva a estrenar en la gran pantalla otra película sobre la Guerra Fría de la calidad de ‘El puente de los espías’ y poder disfrutar ese ambiente histórico de nuevo.

Acerca de Joaquín Guerrero (35 Artículos)
Graduado en Información y Documentación por la Universidad de Granada. Además, desarrollador de aplicaciones informáticas. Me gusta el cine -obviamente-, la música -rock y heavy-, montar en moto y salir con amigos. También me gusta la cerveza alemana...

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Hoyte van Hoytema, el Fotógrafo que Surgió del Frío – Última Toma
  2. Las 25 Mejores de IMDb (Parte 3) – Última Toma

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s