Últimos Artículos:

El Desafío (The Walk)

‘Jugárselo todo a una carta’

Dirección: Robert Zemeckis | Guion: Robert Zemeckis, Christopher Browne | Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Ben Kingsley, Charlotte Le Bon, James Badge Dale, Cesar Domboy | Fotografía: Darius Wolski | Música: Alan Silvestri | Basado en: Novela ‘To reach the clouds’, de Philippe Petit | Año estreno: 2015

No ha pasado mucho tiempo desde que se estrenase en 2008 el documental ‘Man on Wire’, el cual narraba de manera tan verídica como emocionante el reto del funambulista francés Philippe Petit, allá por el lejano año 1974, de lograr realizar sobre una cuerda floja el recorrido entre las ya extintas Torres Gemelas de Nueva York. Ganadora de todos los premios posibles, la cinta ahondaba en las motivaciones del protagonista de tal suceso, a la par que nos sumergía en toda la vorágine de acontecimientos que tuvieron lugar para que tal suceso tuviera la oportunidad de ocurrir. Sin embargo, su existencia no ha sido óbice para que nos encontremos ante el estreno de la cinta que nos ocupa, la cual aborda la misma historia desde la perspectiva de la ficción. De momento el púbico no parece mostrarse muy interesado en esta nueva aproximación, ya que su estreno a finales de septiembre en su país de origen ha resultado un fracaso. Una vez más, nos encontramos ante una brillante estrategia de exhibición de una película en nuestro país, ya que con el panorama actual de descargas por internet no hay nada mejor para rentabilizar una producción que retrasar tres meses su estreno.

Con el carismático Joseph Gordon-Levitt (siempre a un paso de convertirse en una gran estrella, pero nunca logrando ese papel que lo catapulte definitivamente) encarnando al protagonista, ‘El Desafío (The Walk)’ supone la segunda película del venido a menos Robert Zemeckis desde su retorno a la imagen real, después de ofrecernos la entretenida pero rutinaria ‘El Vuelo’, la cual estaba totalmente al servicio de un inspirado Denzel Washington. En esta ocasión, Zemeckis intenta centrar de nuevo la atención casi exclusivamente sobre el personaje protagonista, pero ni tan siquiera el esfuerzo habitual del protagonista de ‘Looper’ compensa la sensación de vacío que genera el retrato del resto de personajes del film. El gran problema de esta película es que, al contrario que su predecesora en el terreno de la no ficción, no tiene claro cuál es su identidad. A grandes rasgos juega a ser liviana en su desarrollo, centrando el foco sobre el encanto y carisma de Gordon-Levitt, quién ejerce a su vez de narrador de una forma excesivamente rutinaria.

El Desafío (The Walk)

© TriStar Pictures

Al comienzo de la historia y de manera acertada, la trama se centra por momentos en la relación con su mentor Papa Rudy, interpretado con gran solvencia por Ben Kingsley. Su personaje es el único secundario en cuyo desarrollo muestran un mínimo de intereses los responsables de la historia, siendo el excesivamente encorsetado y plano guion de la película (firmado por el propio director y el debutante Christopher Browne) el principal culpable de ello. El otro personaje a la par de Kinglsey en importancia es el de su novia Annie, interpretado por Charlotte Le Bon, la cual se enfrenta a la desagradecida labor de intentar dotar de vida a un personaje totalmente desdibujado y falto de entidad propia. El motivo de que incida tanto en este detalle es debido a que, en uno de sus muchos virajes de tono, la película insiste en adoptar un estilo narrativo más cercano a cintas como ‘Ocean´s Eleven’, pretendiendo narrar de manera simpática el elaborado plan para acceder hasta lo alto de ambas torres y ejecutar la proeza. Sin embargo, ni terminamos de ser partícipes del plan y sus detalles, ni conocemos más allá de detalles vagos tan siquiera la función de alguno de los acompañantes de Philippe. Como si todo el metraje previo no fuese más que una mera excusa para la escena clave del “paseo” de marras.

Y es aquí donde la película echa el resto. Sustentada en un uso magnífico del 3D, y con una sucesión de planos de lo más acertada arranca el inmortal recorrido, mostrado durante la friolera de 17 minutos. El problema llega cuando, una vez pasada la emoción y asombro inicial, el espectador necesita algo más para llevar la experiencia a otro nivel. Para ello, se acaba echando en falta tanto un mejor retrato de los personajes participes como de los esfuerzos y motivaciones de los mismos, lo cual anula cualquier posibilidad de conexión emocional con ellos por nuestra parte. Solo se logra rascar la superficie de lo que ‘Man on Wire’ provocaba en el espectador, ni nos emocionamos todo lo que deberíamos ni comprendemos en toda su magnitud el esfuerzo titánico que supuso este acontecimiento mágico. Tampoco ayuda el intento de transmitir el carácter bromista del protagonista durante momentos del recorrido, ya que aunque basados en lo que ocurrió, no están administrados de manera acertada, causándonos una vez más rupturas de ritmo e inmersión en la historia. En definitiva, se echa en falta la suficiente caracterización de Philipe que nos permita apreciar a la persona detrás del personaje en todos sus matices e imperfección. Porque de ese modo, nos impide alcanzar el necesario asombro que supone comprender como un hombre tan corriente pudo realizar un acto extraordinario.

El Desafío (The Walk)

© TriStar Pictures

Acerca de Samuel Martín (51 Artículos)
Cinéfilo hasta la médula, disfruto por igual una película de autor que la cinta más palomitera. ¿El único requisito? Que merezca la pena hablar de ella

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s