Últimos Artículos:

La Novia

‘El cuchillo de la luna’

Dirección: Paula Ortiz | Guion: Javier García, Paula Ortiz | Reparto: Inma Cuesta, Asier Etxeandia, Alex García, Luisa Gavasa, María Alfonsa Rosso | Fotografía: Migue Amoedo | Música: Shigeru Umebayashi | Basado en: ‘Bodas de Sangre’ de Federico García Lorca | Año estreno: 2015

Resulta insólito pensar que, con la vasta tradición literaria y teatral española, sean tan pocas las veces que el cine español se atreve no ya a adaptar obras clásicas, sino a afrontarlas con la valentía necesaria tanto para adquirir una identidad propia como para lograr transmitir la grandeza de las palabras de aquellos grandes autores que las concibieron. La pasión, la venganza y la sangre derramada entre familias de los pueblos antiguos de España son elementos clave de la obra del inmortal poeta granadino Federico García Lorca, cuya obra teatral ‘Bodas de Sangre’ es adaptada de manera fresca y arriesgada por la directora Paula Ortiz, la cual en la que apenas es su segunda película logra realizar la que probablemente sea lo mejor de la cosecha española de este 2015 que nos abandona. La historia, ampliamente conocida, narra el conflicto amoroso de la novia protagonista el día de su boda ante la presencia del que fue su gran amor. Un relato de pasión latente y tragedia que bebe de la tradición de las tragedias griegas, siendo el fátum o destino inevitable otro de los elementos clave tanto de la obra teatral original como de la película que nos ocupa.

No podría hablar de esta película sin destacar obligatoriamente el esfuerzo interpretativo de Inma Cuesta, consciente de encontrarse ante un papel clave para impulsar su carrera a otro nivel. Es imposible imaginar a otra actriz en la piel de la protagonista, logrando transmitir en todo momento la encrucijada emocional de la novia, siempre a un paso de la perdición y la locura. Ese trabajo se ve perfectamente respaldado por un reparto de secundarios a la altura, destacando especialmente la labor del infravalorado Asier Etxeandia en la labor del novio y una espectacular Luisa Gavasa en el desgarrador papel de su madre. Tan sólido y variado reparto, muy fundamentado en la tradición teatral, se ve sin embargo algo empañado con la irrisoria actuación de Alex García, claramente por debajo del resto de sus compañeros tanto en presencia escénica como en capacidad de dialéctica, algo especialmente patente en aquellas escenas que comparte con la actriz protagonista, la cual se ve obligada a compensar con su total entrega al personaje las limitadas capacidades de su compañero.

La Novia

© Betta Pictures

El uso de los escenarios naturales, de ambiente desértico y yermo, sumerge a los personajes en una sensación de desamparo, como si de títeres del destino se tratasen, vagando a través de la nada hacia lo inevitable. Siempre es difícil afrontar un material en el que la poesía forma parte del diálogo original, y en ‘La Novia’ no es una excepción. El resultado de aquellas escenas en las que el verso forma parte es bastante desigual, siendo mucho más positivo en parte de aquellos fragmentos de mayor calado emocional y dramático. Es en aquellos momentos en que la directora Paula Ortiz se entrega a la poesía visual y a un mayor aprovechamiento del carácter pasional de la historia cuando la película alcanza sus mayores niveles. En esos picos de alto nivel emocional resulta clave la partitura de Shigeru Umebayashi. El compositor japonés, autor del ambiente musical de cintas como el díptico de Wong Kar-wai formado por ‘Deseando Amar’ y ‘2046’ , ayuda a que determinadas escenas transmitan toda la locura y pasión visceral del universo de Lorca.

Es en la combinación de las escenas más sustentadas en los actores y aquellas completamente apoyadas en el lirismo de las imágenes donde el film alcanza un difícil equilibrio. Todo culmina en una escena de conflicto entre los principales protagonistas, en la que todos los elementos trabajados hasta ese momento en la trama alcanzan su punto álgido, tanto por parte del triángulo amoroso protagonista como del personaje que representa el destino fatal inevitable al que todos los personajes se precipitan. Todo ocurre con la tierra, la luna y los versos de Lorca como testigos de la perdición. Unos versos con los que me resulta inevitable terminar, porque quién mejor que el poeta granadino para explicar su obra:

“La luna deja un cuchillo
Abandonado en el aire,
Que siendo acecho de plomo
Quiere ser dolor de sangre”

© Betta Pictures

© Betta Pictures

Acerca de Samuel Martín (51 Artículos)
Cinéfilo hasta la médula, disfruto por igual una película de autor que la cinta más palomitera. ¿El único requisito? Que merezca la pena hablar de ella

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s